General Motors suspende la producción de sus coches eléctricos hasta que LG garantice baterías fiables

Las lineas de producción del los populares coches eléctricos Chevy Bolt EV y Bolt EUV han dejado de funcionar hasta que «LG pueda suministrar celdas de baterías sin defectos«. Así de tajantes y contundentes se han mostrado desde la matriz de Chevrolet, General Motors, para atajar los problemas de incendios que amenazan a sus automóviles.

El fabricante estadounidense ha tardado en tomar medidas drásticas ante los incendios que se han producido en diferentes unidades de su gama de coches eléctricos comercializada en Estados Unidos.

Mientras que el grupo Hyundai decidió cambiar todas las baterías de los Kona eléctricos, aunque la mayoría de los propietarios afectados en España aún están esperando la llamada para realizar el reemplazo de la batería, desde Detroit se realizaron varias actualizaciones de software gratuitas y se termino por pedir a los usuarios que no cargaran ni aparcaran dentro de sus casas sus coches eléctricos.

La resistencia de General Motors a tomar una decisión drástica y costosa que, entre incendios y revisiones la transición al coche eléctrico le está saliendo muy cara a la industria tradicional del automóvil, puede pasarle factura a la compañía en términos de imagen. Por este motivo han pasado a la acción responsabilizando al proveedor de celdas de baterías de la situación.

Pese a que los problemas de suministro de chips han afectado a la producción de los Chevy Bolt, ahora se ha decido cancelar por completo la fabricación de estos modelos ante la imposibilidad aparente de LG, para localizar y garantizar que el 100% de las celdas suministradas no contienen problemas.

Según declaraciones publicadas por The Verge, el portavoz de General Motors Daniel Flores ha confirmado la noticia: «No reanudaremos las reparaciones ni reiniciaremos la producción hasta que estemos seguros de que LG está produciendo productos sin defectos para nosotros«.

Desde Detroit se reitera que esta situación no debería afectar a su relación comercial con LG, en lo que respecta a las futuras baterías Ulitium. Estas serán equipadas por los nuevos coches eléctricos que servirán de escaparate de las capacidades en el terreno cero emisiones por parte de General Motors.

Los primeros automóviles de la marca en equipar las LG Ulitium serán el Hummer EV y el Cadillac Lyric.

Compártelo: