El grupo chino Great Wall llegará a Europa con dos modelos electrificados: el ORA Good Cat y el WEY Mocha

Durante años, los fabricantes de automóviles chinos han tratado de acceder de forma infructuosa al mercado europeo. Salvo honrosas excepciones como el Qoros 3, sus propuestas no podían competir contra los productos autóctonos en materia de diseño, acabados, rendimiento, equipamiento y seguridad. Sin embargo, en los últimos tiempos las cosas han cambiado, y mucho.

Aprovechando que la transición al coche eléctrico ha pillado a pie cambiado a la mayoría de fabricantes tradicionales, algo que ha permitido florecer a startups como Tesla que de otra forma no habrían logrado hacerse hueco en el competido panorama automovilístico internacional, las firmas chinas han comenzado su ofensiva a los mercados occidentales de la mano de un ambicioso despliegue de modelos eléctricos.

Marcas como Aiways, BYD, NIO o Xpeng ya ofrecen sus vehículos eléctricos en algunos países del viejo continente. Además, el grupo SAIC, que hasta ahora solo estaba presente en el mercado británico a través de la marca inglesa MG, está expandiéndose con éxito por toda Europa gracias a la popularidad del SUV eléctrico MG ZS EV.

Como era de esperar, este desembarco no terminará aquí, pues otras compañías chinas también tienen sus ojos puestos en el suculento mercado europeo. Uno de los últimos contendientes en llegar será el poderoso grupo Great Wall, que presentará en el Salón del Automóvil de Múnich dos propuestas electrificadas: el imponente SUV híbrido enchufable WEY Mocha y el simpático hatchback eléctrico ORA Good Cat (también conocido como ORA Hao Mao).

ORA ha protagonizado varias polémicas debido a sus diseños de inspiración ajena

Great Wall cuenta con varias marcas en su porfolio (GWM, Haval, WEY, TANK, ORA). WEY es una firma premium, mientras que ORA está enfocada en el desarrollo de vehículos eléctricos de corte asequible. Además, la compañía ya confirmó en su momento que más adelante lanzará una sexta marca especializada en la creación de automóviles eléctricos de lujo para competir con Tesla.

El WEY Mocha es un SUV ejecutivo (segmento E) de 4,88 metros de largo. Aunque en China está disponible con un motor gasolina 2.0 de 214 CV, a Europa solo llegará su variante híbrida enchufable, que todavía no se ofrece en su mercado natal. Esta versión ofrecerá una autonomía en modo 100% eléctrico de 75 km NEDC, cifra que probablemente se vea notablemente reducida en Europa, donde empleamos el más estricto ciclo de homologación WLTP.

Sin lugar a dudas, el ORA Good Cat será la propuesta más interesante que llevará Great Wall a Múnich. Este crossover retro de 4,23 metros de largo, que se asienta sobre la plataforma L.E.M.O.N. de la empresa, está disponible con dos packs de baterías: uno de 47,8 kWh (400 km NEDC) y otro de 59,1 kWh (500 km NEDC). Aunque su versión de acceso tiene un motor de 140 CV (105 kW) y 220 Nm, también existe una variante deportiva GT que se va a los 168 CV (126 kW).

La decisión de comenzar la expansión internacional de ORA con el Good Cat probablemente haya sido la más acertada, pues algunas de sus propuestas (iQ, White Cat) están demasiado enfocadas al mercado asiático, mientras que otras (Black Cat/Adora, Punk Cat, Lightning Cat) han levantado una enorme polémica por su inspiración estética en modelos de otras marcas (el Black Cat/Adora recuerda a los Honda e y Smart EQ forfour, el Punk Cat al Volkswagen Beetle, y el Lightning Cat al Porsche Panamera).

Fuente | Automobile Propre

Relacionadas | El Volkswagen ID.3 llega oficialmente a China

Compártelo: