Mercedes-Benz no ofrecerá carrocerías familiares en sus coches eléctricos

El Salón del Automóvil de Múnich ha traído consigo un auténtico alud de novedades eléctricas por parte de Mercedes-Benz, que durante el certamen presentó ni más ni menos que cinco coches eléctricos inéditos, incluyendo los nuevos EQE y Mercedes-AMG EQS 53 4MATIC+, así como los prototipos Concept EQG y Mercedes-Maybach Concept EQS.

Como puede verse, la firma de la estrella lo está apostando todo al coche eléctrico. Gorden Wagener, jefe de diseño del grupo Daimler, ha aprovechado la cita alemana para explicar la dirección estética que seguirán los futuros modelos eléctricos de la compañía, cuyas formas se irán adaptando a las nuevas tecnologías de propulsión.

Así, Wagener afirma que el proceso de electrificación de Mercedes-Benz traerá consigo la desaparición de los sedanes tradicionales, un movimiento que ya se puede constatar en los aerodinámicos EQE y EQS, a caballo entre una berlina convencional como los Clase E y Clase S y un «coupé» de cuatro puertas como el CLS.

«La electrificación acabará con el sedán de tres volúmenes por varias razones. La aerodinámica es una de ellas. En segundo lugar, con una batería de seis pulgadas, un sedán de tres volúmenes simplemente no se ve bien, parece una m*****. Tienes que hacer algo que disimule visualmente la altura.

Según Mercedes-Benz, la electrificación supondrá la desaparición de los sedanes tradicionales

Es por eso que se nos ocurrió ese diseño atrevido con los modelos EQ, porque se ve estirado, se ve elegante. De modo que [la electrificación] cambiará las proporciones de los automóviles. Tenemos que asegurarnos de que no se parezcan todos entre sí, pero ese miedo existe desde hace unos 30 años. Logramos que se vieran diferentes y estoy seguro de que podremos hacerlo en el futuro».

Sin embargo, este no será el único cambio que experimentará la gama de Mercedes-Benz en los próximos años. El director de operaciones de la empresa, Markus Schäfer, ha declarado en una reciente entrevista que las carrocerías familiares (Estate y Shooting Brake) irán desapareciendo de su oferta debido al auge de los crossovers y los SUV.

El fabricante está invirtiendo miles de millones de euros en electrificarse, por lo que Schäfer considera que desarrollar un modelo eléctrico encuadrado en un segmento en decadencia no sería la forma más inteligente de emplear dichos fondos. Algo similar ocurrirá con los descapotables, que tienen un volumen de ventas muy bajo; además, al igual que ocurre con los sedanes, su diseño se verá comprometido por las baterías situadas bajo el piso.

A pesar de todo, son varios los fabricantes que están apostando por estos tipos de carrocerías. Audi actualmente se encuentra desarrollando el A6 e-tron, un sedán de tres volúmenes de aspecto más tradicional que el Mercedes-Benz EQE. MG y Porsche por su parte ya cuentan con sendos familiares eléctricos (MG5 Electric y Taycan Cross Turismo), a los que se sumará pronto Volkswagen con el ID.7 Shooting Brake. Precisamente la marca alemana también tiene previsto lanzar un descapotable eléctrico a medio plazo, el ID.3 Cabriolet.

Fuente | Autocar

Relacionadas | Mercedes-Benz confirma su apuesta por IONITY, donde podrían entrar Renault y Shell

Compártelo: