Mercedes-Benz trabaja en un roadster eléctrico con AMG

Mercedes-Benz fue una de las grandes protagonistas del pasado Salón del Automóvil de Múnich, evento en el que la marca alemana sorprendió a propios y extraños al presentar una verdadera avalancha de novedades eléctricas: la berlina ejecutiva EQE, la versión europea del SUV compacto EQB, el Mercedes-AMG EQS 53 4MATIC+, los prototipos Concept EQG y Mercedes-Maybach Concept EQS…

Lo cierto es que la firma de la estrella tiene una de las estrategias de electrificación más ambiciosas del panorama, pues de cara al año 2030 la compañía afirma que estará preparada para ser exclusivamente eléctrica; además, para mediados de la década contará con una alternativa cero emisiones para cada uno de los modelos de su gama.

Dado que los deportivos y descapotables son una parte imprescindible de la oferta de la compañía desde sus inicios, esta transformación también debería afectar a este tipo de modelos. Así, Markus Schäfer, miembro de la Junta de Investigación de Daimler, ha confirmado durante una reciente entrevista que AMG ya está trabajando en un roadster eléctrico.

A pesar de que la demanda de descapotables está disminuyendo, la firma mantendrá su apuesta por este tipo de carrocerías por motivos de imagen. «China no es un mercado de cabrios y hay menos compradores en Europa que hace unos años. Pero creo que es un producto muy atractivo y emocional que construye la [imagen de] marca».

Mercedes-Benz continuará fabricando descapotables por motivos de imagen

«Tenemos que pensar mucho y desarrollar un coche eléctrico en forma de roadster. Si piensas en AMG y conviertes a AMG en una marca eléctrica, definitivamente también pensaremos en un convertible«. Aunque todavía no se ha dado una fecha concreta para su lanzamiento, este modelo debería presentarse como tarde a lo largo del año 2025.

Dado que el directivo hace especial hincapié en el término «roadster», podemos esperar que el nuevo automóvil sea una suerte de versión eléctrica del Mercedes-AMG GT Roadster en lugar de un descapotable 2+2 como el SL. Por lo tanto, estaríamos hablando de un vehículo de altas prestaciones que se situará en la cima de la gama eléctrica EQ.

Es altamente probable que a lo largo de los próximos años la compañía aproveche su transición a la movilidad eléctrica para discontinuar la producción de algunas carrocerías cuya demanda se está viendo reducida (familiares, descapotables, etc): el grueso de la gama del fabricante germano estará compuesto por aerodinámicas berlinas y espaciosos SUV.

Fuente | Top Gear

Relacionadas | El consorcio europeo ACC (Stellantis, TotalEnergies y Mercedes-Benz) producirá 120 GWh de baterías para sus coches eléctricos

Compártelo: