NIO se pone seria en su expansión europea. Cinco estrellas euroNCAP y producción de 600.000 unidades para 2022

El fabricante chino NIO ha recibido buenas noticias de los resultados de sus test de impacto por parte del organismo europeo euroNCAP. Un paso fundamental de cara a tratar de ganarse la confianza del consumidor del viejo continente que además acompaña con el enorme crecimiento que esperan lograr en apenas un año.

En las pruebas de choque, el NIO ES8, que será el primero modelo a la venta en Europa, ha logrado hacerse con las cinco estrellas. Un logro importante si tenemos en cuenta el progresivo endurecimiento de estas puntuaciones con el paso de los años.

Como recordamos, los protocolos implantados en 2020 introdujeron pruebas tan exigentes como el impacto frontal con una barrera deformable progresiva móvil (MPDB), la protección de los ocupantes frente al impacto lateral, monitoreo del conductor, rescate y extracción, además de escenarios de prueba de sistemas como el frenado automático de emergencia (AEB), y el impacto contra una barrera lateral móvil, que ha visto elevada la velocidad de la prueba hasta los 60 km/h.

El habitáculo del ES8 logró mantener la integridad en la prueba de impacto de desplazamiento frontal, con lecturas que muestran una buena protección de las rodillas y las piernas tanto del conductor como del pasajero.

Tanto en la prueba de impacto de desplazamiento frontal como en la prueba de impacto de barrera lateral, el ES8 proporcionó una buena protección a todas las áreas críticas del cuerpo de los maniquíes de 6 y 10 años y obtuvo la máxima puntuación en esta parte de la evaluación.

En total el NIO ha logrado una puntuación del 82% en la protección global del conductor. Una cifra algo modesta si la comparamos con otro de los coches eléctricos analizados en esta última tandada, el Audi Q4 etron, que ha conseguido un 93% en este apartado, e incluso otro modelo chino, el Lynk & Co 01, que ha conseguido un 96%. Por lo demás los resultados son bastante parejos al modelos alemán.

Aumento de producción para 2022

Al mismo tiempo de emitir estas buenas noticias, NIO ha lanzado un aviso de que a pesar de las dificultades para lograr componentes como los semiconductores, esperan que el crecimiento de su producción y ventas logre mantener su dinámica positiva.

Y eso a pesar de los retos a corto plazo. En una conferencia de prensa, NIO ha confirmado que durante el tercer trimestre habían logrado alcanzar una producción de 10.000 unidades mensuales, cifra que se reducirá hasta las 7.500 mensuales en el cuarto trimestre por culpa de la crisis de componentes.

Un problema que esperan tener solucionado a principios de 2022. Año en el que aguardan lograr una capacidad de producción en su primera planta de 150.000 unidades en un turno, o de 300.000 en dos turnos. Cifras que dependerán de la capacidad de adquisición de los famosos y escasos chips.

Número que podrá llegar en la cifra de capacidad anual a las 600.000 unidades a finales de 2022, gracias a la entrada en acción de su segunda fábrica que está actualmente en construcción y que debería estar lista para principios del próximo año.

Una instalación clave que se encargará de sacar adelante propuestas más económicas, como el ET5, una berlina compacta que entrará de lleno en el segmento del Tesla Model 3, y un nuevo modelo del que todavía no se han dado detalles, y del que solo sabemos que usará la plataforma dedicada NT 2.0.

Además de una amplia familia de coches, NIO ES6, EC6, ES8, ET7, ET5 y el nuevo modelo por bautizar, NIO también contará en su segunda planta con una fábrica de baterías, que según el fabricante contará con una capacidad anual de 100 GWh, suficientes para alimentar una producción de 1 millón de unidades al año.

Cifras todas ellas muy a tener en cuenta de una marca que ha confirmado que comenzará las entregas en Europa este mes de septiembre, comenzando como suele ser habitual por Noruega, desde donde se expandirá a otros mercados, y que como vemos tiene grandes planes de producto y producción.

Relacionadas

Compártelo: