Nissan presenta un proceso de reciclaje que recupera el 98% de las tierras raras de los motores eléctricos

Nissan en colaboración con la Universidad de Waseda, Tokio, dicen que han comenzado a probar un proceso de reciclaje que permitirá recuperar prácticamente la totalidad de las tierras raras presentes en los imanes de los motores procedentes de los coches eléctricos e híbridos.

Según un comunicado de prensa de Nissan, la mayoría de los motores de los vehículos eléctricos utilizan imanes de neodimio, que contienen metales de tierras raras, como neodimio y disprosio. Reducir el uso de tierras raras se ha demostrado como un paso fundamental por factores como el impacto ambiental de su extracción y el refinado, sino también por las fluctuación de los precios y la posesión de las mayores reservas en países como China, que pueden amenazar el suministro futuro.

Nissan ha trabajado para reducir la cantidad de elementos pesados ​​de tierras raras (REE) que se utiliza en los imanes de los motores eléctricos. Además, el proceso incluye la eliminación de aquellos imanes que no han cumplido con los estándares de calidad y deben ser devueltos a los proveedores.

De momento el proceso todavía tiene partes por desarrollar, ya que se hacen de forma manual. El desmontaje o la extracción de los imanes, que se espera sea automatizado en el futuro para acelerar la capacidad de recuperación y reducir el coste del proceso.

Ahora Nissan y la Universidad de Waseda han confirmado la puesta en marcha de un proceso de pirometalurgia que no requiere el desmontaje del motor para recuperar los imanes.

El proceso implica agregar un material de cementación y arrabio al motor, que luego se calienta a 1.400 C y comienza a derretirse. Se agrega óxido de hierro para oxidar las tierras raras en la mezcla fundida. A esta mezcla fundida se añade una pequeña cantidad de fundente a base de borato, que es capaz de disolver óxidos de tierras raras incluso a bajas temperaturas y recuperar los elementos pesados ​​de tierras raras con un elevado nivel de eficiencia. La mezcla fundida se separa en dos capas líquidas, con la capa de óxido fundido (escoria) que contiene las tierras raras flotando hacia la parte superior, y la capa de aleación de hierro-carbono (Fe-C) de mayor densidad hundiéndose hasta el fondo. A continuación, los REE se recuperan de la escoria.

Nissan dice que las pruebas han demostrado que este proceso puede recuperar el 98% de las tierras raras de los motores, al tiempo que reduce el proceso de recuperación y el tiempo de trabajo en aproximadamente un 50% en comparación con el método actual porque no se necesita tiempo para desmagnetizar los imanes ni para quitarlos y desmontarlos. .

La Universidad de Waseda y Nissan dicen que continuarán sus pruebas en instalaciones a gran escala con el objetivo de desarrollar una aplicación práctica, y Nissan recolectará motores de vehículos electrificados que se están reciclando y continuará desarrollando su sistema de reciclaje.

Fuente | Waseda

Relacionadas

Compártelo: