Sila Nano comienza la producción de sus prometedoras baterías de silicio dominante

Sila Nanotechnologies es una empresa estadounidense fundada en el año 2011, que cuenta con participación de grupos como Daimler y BMW. Una startup que apuesta por las prometedoras baterías de silicio dominante y que ahora acaba de confirmar el inicio de la producción de sus primeras unidades.

Como recordamos, se trata de una tecnología que propone la sustitución del clásico ánodo de grafito utilizado en las actuales baterías de litio, por uno de silicio dominante. Gracias a esta configuración, se consigue aumentar sensiblemente la capacidad de la celda hasta un 20%, incrementar la eficiencia del pack un 40%, a la vez que se reducen los costes de producción en torno al 20%.

Ahora, Sila Nano acaba de confirmar el inicio de la producción de las primeras baterías, que estarán destinadas al mercado de la electrónica de consumo. Concretamente el primer cliente ha sido un sistema que registra la actividad deportiva (WHOOP 4.0) que ha visto en esta tecnología un elemento clave para ofrecer baterías de pequeño tamaño, ligeras y resistentes.

Pero lo más interesante es que según el cofundador y Director Ejecutivo de Sila Nano, Gene Berdichevsky, un ex-ingeniero de baterías de Tesla, es que esta tecnología ha logrado completar su fase de desarrollo tecnológico, y comienza el de la comercialización. Algo que ha descrito como «el mayor avance para las celdas de litio en tres décadas«. 

Según Berdichevsky: “Lo que esto realmente significa es que nuestra tecnología no es solo un buen avance científico, sino que es una realidad viable, escalable comercialmente y que con el tiempo puede conducir a acelerar la electrificación también de la automoción. Lo que es realmente interesante de esta tecnología es que la naturaleza del material es exactamente la misma entre el los dispositivos electrónicos en los que está comenzando a ser instalada, y lo que llevará en su interior un coche eléctrico como de BMW o Mercedes. Solo necesitamos producir más«.

Y es que uno de los aspectos a destacar de esta solución es que no será necesario cambiar los procesos de producción de las baterías actuales para su implementación, pues es una simple sustitución de una pieza por otra. Algo que facilitará su llegada al mercado de masa.

La propia Sila Nano planea levantar una fábrica de baterías en Norteamérica, que se abrirá en 2024 y producirá materiales de ánodos para 100 GWh de baterías al año, suficiente para un millón de coches eléctricos medios.

Por supuesto como en estos casos quedan muchas preguntas por responder. El coste por kWh, ciclos de carga y descarga, potencia…etc etc. Pero lo que si está claro es que poco a poco algunos avances que hasta hace poco calificábamos como la batería milagro de la semana, van tomando forma y encarando su fase final para lograr mejorar de forma sustancial las capacidades de las actuales baterías. Una evolución que como vemos en el plano tecnológico parecen solucionado, y que ahora necesitará inversión para escalar la producción.

Fuente | Sila Nano

Relacionadas

Compártelo: