Solo el 11% de los clientes de Tesla equipan sus coches con el pack de conducción autónoma FSD

De acuerdo con una reciente encuesta realizada a 17.000 propietarios de vehículos Tesla, la tasa de aceptación del pack FSD (Full Self-Driving) se ha reducido considerablemente en los últimos tiempos: en el segundo trimestre de 2019, el 46% de los vehículos vendidos por la compañía a nivel mundial equipaban dicho pack; dos años después, este porcentaje se ha reducido a apenas el 11%.

Esta caída podría deberse principalmente al aumento de precio experimentado por el pack FSD en los últimos años, pues ha pasado de los 3.000 dólares originales a 10.000 en Estados Unidos. Sin embargo, habría que señalar que el coste original no cubría los 5.000 dólares del Autopilot Mejorado, cuya compra era obligatoria para poder acceder al pack FSD, mientras que ahora sus funciones ya vienen incluidas.

Si bien es cierto que Tesla ya advirtió en su momento que el precio de este equipamiento iría subiendo según se fueran añadiendo nuevas funciones, es más que probable que ante el elevado desembolso que ahora supone su compra muchos clientes hayan decidido limitarse a adquirir el Autopilot Mejorado, pues las funciones adicionales ofrecidas por el pack FSD todavía son pocas.

La aceptación del pack FSD entre su clientela es verdaderamente importante para Tesla, pues todos los vehículos que vende actualmente ya incluyen de serie todo el hardware necesario para que el sistema funcione. Por lo tanto, aquellas unidades que se vendan con el software desbloqueado le aportan a la compañía un margen de beneficio notablemente superior.

Tesla lanzó recientemente el servicio de suscripción al pack FSD

Si analizamos los datos de los vehículos vendidos en Estados Unidos, veremos que los compradores de los costosos Model S y Model X son más propensos a equipar sus vehículos con el pack FSD, algo por otro lado esperable dado que estamos hablando de vehículos de alta gama. Así, un 61% de los Model S y Model X vendidos en el segundo trimestre de 2021 en Estados Unidos contaban con dicho equipamiento.

En el caso del Model Y, este porcentaje baja al 20%, mientras que el asequible Model 3 se queda en apenas un 15%. A pesar de todo, puede verse que la tasa de aceptación del pack FSD en Estados Unidos es superior a la media global, algo que posiblemente se deba a que en mercados como Europa la llegada de nuevas funciones está más limitada.

Con todo, en el tercer trimestre Tesla lanzó el servicio de suscripción a este pack, por lo que es muy probable que la tasa de aceptación se dispare en los próximos meses. Además, el lanzamiento de la próxima actualización de la Beta del sistema, previsto para el mes que viene, también podría beneficiar a su popularidad.

Fuente | Electrek

Relacionadas | El Tesla Model S recibe una actualización de software que mejora el funcionamiento de su suspensión y del Autopark

Compártelo: