Sono Motors presenta su cargador bidireccional, que será un 70% más barato que los actuales

Una de las características más esperadas y que más expectación han causado del Sono Sion, además de su cuerpo cubierto de placas solares, es su sistema de carga bidireccional. Algo que en la práctica permitirá tanto alimentar herramientas, cargar otros coches, o también inyectar electricidad en nuestra vivienda. Un sistema que además contará con un cargador propio que permitirá optimizar el proceso.

Para los que todavía no han entendido el potencial de esta tecnología, decir que esta se divide en dos formatos. Por un lado está el sistema V2G (Vehicle to grid) que permite que el vehículo se convierta en una batería estacionaria, almacenando por ejemplo la electricidad producida por una instalación fotovoltaica cuando haya excedentes. Cuando el vehículo también esté a un determinado nivel, este devolverá la energía a la red, lo que le permite sacar partido a la compensación de excedentes o el balance neto en aquellos mercados que lo tengan activo.

La otra opción es el sistema V2H (Vehicle to home) que supone que la energía almacenada en el vehículo, procedente tanto de nuestra instalación solar como de una recarga en horas valle, o incluso recarga en un punto público, se utilizará para alimentar las necesidades de la vivienda. De esa forma el coche será una batería estacionaria que permita tanto reducir el consumo de la red, como alimentar viviendas sin electricidad como cabañas o similares.

Algo que con la reciente actualización de su batería, le permite ganar en competitividad ya que el pack ha pasado de 35 a 54 kWh. Algo que junto con su instalación solar en el cuerpo, le convierten en una verdadera estación eléctrica móvil.

Ahora Sono Motors ha confirmado el desarrollo de un cargador para el hogar que aprovechará al máximo ambas tecnologías. Un wallbox en alterna capaz de alcanzar 11 kW de potencia, tanto de entrada como de salida, que usará la toma de Tipo 2 y que según el fabricante, será un 70% más barato que los cargadores bidireccionales actuales en continua.

Algo que nos indicaría un precio de entre 1.000 y 1.500 euros para este accesorio, y que ha sido posible segun la marca, gracias a que la conversión de corriente continua en corriente alterna tiene lugar en el propio coche, y no en el cargador. Aspecto que ha permitido reducir de forma drástica el coste.

Un cargador que ya se puede reservar, y que se espera llegue al mercado con el inicio de la producción del Sion en 2023.

Desde Sono Motors también han confirmado la buena marcha de su programa de reservas, que a pesar del interminable retraso en el inicio de la producción, parece que la comunidad no pierde la esperanza de tener su modelo, y que ya acumulan más de 14.000 pedidos.

Una cifra que supone unos ingresos de 300 millones de euros, y que se ha visto impulsada por el anuncio de la renovación de la batería que aumentará su capacidad hasta los mencionados 54 kWh, que elevarán la autonomía hasta los 305 kilómetros, y que además estará formada por las resistentes celdas de litio-ferrofosfato.

Ahora queda por delante el camino de lograr los 200 millones de euros que serán necesarios para poner en marcha la producción en la antigua planta de SAAB en Trollhättan, Suecia, propiedad de la china NEVS. Un dinero que esperan poder recaudar con su salida a bolsa en Estados Unidos, donde esperan lograr una valoración de unos 1.000 millones de euros.

Fuente | Sono Motors

Relacionadas

Compártelo: