El consorcio europeo Stellantis, TotalEnergies y Mercedes, producirán 120 GWh de baterías para sus coches eléctricos

La semana pasada conocíamos como el consorcio puesto en marcha entre el grupo Stellantis y la petrolera Total, añadía a un importante socio para ayudar en la puesta en marcha de una serie de gigafábricas de baterías para coches eléctricos en Europa. Este es Mercedes-Benz, que sumará recursos para llevar la producción a un nuevo nivel.

Stellantis, Total Energies y Mercedes-Benz han alcanzado un acuerdo para incrementar la participación e inversiones en la iniciativa Automotive Cells Company (ACC) que después de la incorporación del fabricante alemán, podrá aumentar su capacidad industrial hasta al menos una capacidad anual de 120 GWh para 2030.

Esto supondría que a finales de la década, Automotive Cells Company contará con una capacidad de producción anual instalada suficiente para sacar adelante unos 2 millones de packs de 60 kWh cada año.

Según la nota de prensa: «El objetivo de ACC es desarrollar y producir celdas de baterías y packs para coches eléctricos, con especial atención a la seguridad, las prestaciones y la competitividad, al tiempo que garantizan un alto nivel de calidad y una menor huella de carbono. El plan de capacidad de ACC actualizado contempla una inversión de más de siete mil millones de euros, que se apoyará en subvenciones y se financiará con capital y emisión de deuda. La creación de este líder europeo de baterías ayudará a Europa a afrontar los retos en la transición energética en cuanto a movilidad, garantizando el suministro de un componente clave para la industria del automóvil eléctrico

De esa forma el consorcio contará con tres socios capaces cada uno de ofrecer además de financiación, también su experiencia en la industria.

Desde el profundo conocimiento en el proceso de desarrollo de baterías gracias a Saft, filial de TotalEnergies, que cuenta con más de 100 años de experiencia en lo que se refiere a los sistemas de baterías.

Por su parte Stellantis es uno de los principales grupos automovilísticos del mundo, que ofrecerá su experiencia en la producción en masa y su experiencia poniendo en marcha una robusta economía de escala para lograr productos competitivos pero también económicamente accesibles. En cuanto a Mercedes-Benz, aportará su experiencia en I+D acumulada por sus diferentes proyectos relacionados con las baterías, que permitirá acelerar la puesta en marcha de las líneas de producción de ACC.

Un importante impulso que busca sacar a Europa de la total irrelevancia actual en cuanto a producción de baterías, dominada en más de un 80% por las empresas chinas, coreanas y japonesas, que supone una muestra de peligrosa dependencia que podría suponer en el futuro una crisis como la vivida actualmente con los semiconductores. Algo que está llevando a los grupos occidentales a mover ficha para anticiparse a esos posibles problemas.

Fuente | Stellantis

Relacionadas

Compártelo: