Tesla deja de instalar paneles solares sin coste (mediante suscripción) en Estados Unidos

Tesla da un paso atrás en cuanto a facilidades de instalación de paneles fotovoltaicos en tejados en pro de una mayor rentabilidad. Hace cinco años que Tesla adquirió el negocio de Solarcity, un instalador de placas solares en el país norteamericano. En 2019 Tesla hizo una oferta muy agresiva: instalaban los paneles fotovoltaicos en los tejados de las casas a coste cero, simplemente a cambio de una cuota de 50 dólares al mes, cantidad que se recuperaba con la electricidad generada.

Esa opción ha dejado de estar disponible. Hasta la fecha hablábamos de un leasing de placas solares. No había contratos, bastaba con seguir pagando la cuota mensual para estar conectado a la red. Dependiendo del Estado de instalación (lo cual afecta al rendimiento), se podía sacar una rentabilidad a las placas solares de 20 a 650 dólares al año con una potencia de 3,8 kW y una producción diaria de unos 9-12 kWh.

Como puede apreciarse en el configurador estadounidense de Tesla (este producto no se ofrece todavía en Europa, podría llegar a finales de año), ya solo hay dos opciones: compra o financiación. A diferencia del modelo anterior, en el que las placas solares no pertenecen al dueño de la casa, esta vez solo se ofrecen en propiedad. Por ejemplo, una instalación de 8,5 kW con un par de baterías estacionarias -Powerwall- tendría un coste de 34.935 dólares, de los que hay que detraer 9.083 dólares de subvención gubernamental. Se queda la cosa en 25.852 dólares.

Como podemos ver en el configurador, solo se ofrecen opciones de compra al contado o aplazada. Imagen cortesía de Electrek

Esta política supone un retroceso en cuanto a que antes ofrecía a los dueños de las viviendas la posibilidad de tener paneles fotovoltaicos a un precio extremadamente competitivo, aunque claro, eso no es lo más deseable para la rentabilidad de la empresa. Desde Electrek apuntan a que en 2019 hacía falta crecer, y hoy día Tesla tira de instaladores independientes para colocar placas solares en viviendas.

Ante la pregunta de qué pasa cuando uno deja de pagar la cuota en el modelo de suscripción, pierde la generación eléctrica, por lo que deja de recibir electricidad de origen solar y no hay vertido a la red (ni rentabilidad), por lo que no tiene sentido dejar de pagar. Es más, las placas solares se quedan puestas a la espera de reactivar los pagos, el que quisiera quitarlas tendría que afrontar la retirada con 1.500 dólares de su bolsillo.

La desactivación de esta modalidad en EEUU sugiere que tal vez no contemos con ella en Europa cuando lleguen los paneles fotovoltaicos de Tesla; habrá que comprarlos al contado o financiarlos

Para la compañía de Elon Musk la electricidad de origen solar es una pata más de su negocio y una forma de acercarse a la misión de reducir las emisiones y contribuir a un mundo mejor. De acuerdo a su informe de impacto de 2020 (ver página 31), Tesla ha instalado 4 GW en paneles solares -incluyendo los de Solarcity antes de 2016- y estos han producido 20 TWh de energía. Según la compañía, eso es varias veces la energía que han consumido todas sus fábricas desde 2012.

Compártelo: