Tesla pospone de nuevo el lanzamiento del Roadster, que no llegará hasta 2023

Han pasado ya casi cuatro años desde la presentación del Tesla Roadster de segunda generación. La firma californiana, que aprovechó el evento dedicado al camión eléctrico Semi para revelar por sorpresa su nuevo buque insignia, prometió en aquel momento que el hiperdeportivo eléctrico llegaría al mercado a lo largo de 2020. Sin embargo, estamos ya en 2021 y su lanzamiento comercial sigue sin producirse.

El Roadster de segunda generación fue un magistral golpe de efecto de Elon Musk en un momento especialmente delicado para Tesla: en pleno «infierno de producción» del esperado Model 3, la compañía se sacó de la manga un coche eléctrico que prometía un 0 a 60 millas por hora (0-96,6 km/h) en menos de 2 segundos, una velocidad punta superior a los 400 km/h y una autonomía de unos 1.000 km por carga. Todo ello por el módico precio de 200.000 dólares.

Como era de esperar, el vehículo acaparó titulares durante semanas. Muchos no terminaban de creerse las especificaciones anunciadas por la marca, mientras que otros consideraban su existencia como la prueba definitiva de que la tecnología eléctrica podía desbancar a los motores de combustión interna en todos los ámbitos, incluida la categoría de los intocables hiperdeportivos.

Sin embargo, desde entonces el proyecto ha ido acumulando retrasos. 2021, 2022… Ahora, Elon Musk ha anunciado que el lanzamiento del Roadster se pospondrá nuevamente, esta vez al año 2023. Además, el ejecutivo ha añadido que dicho cronograma solo se cumplirá si 2022 es un año «sin dramas» para la empresa, una condición vaga pero poco halagüeña.

El Roadster no es una prioridad para Tesla

«2021 ha sido un año de escasez súper loca en la cadena de suministro, por lo que no importaría si tuviéramos 17 productos nuevos, ya que ninguno se podría entregar. Suponiendo que 2022 no sea un mega drama, el nuevo Roadster debería llegar en 2023«, ha declarado el ejecutivo, que ya dejó caer en el pasado que el Roadster no es una prioridad para la marca.

Actualmente, la firma se encuentra más centrada en el lanzamiento de la pick-up Cybertruck y del camión Semi; en el desarrollo de su ambicioso compacto eléctrico de 25.000 dólares, que se producirá en la factoría china de Giga Shanghái; y en el inicio de las operaciones en Giga Austin y Giga Berlín, sus dos nuevas plantas de fabricación de vehículos y baterías.

El prototipo original del Roadster equipaba unas baterías de 200 kWh formadas por dos «pisos» de celdas 18650 (en la práctica, era como dos packs de 100 kWh puestos uno encima del otro); sin embargo, es probable que el modelo definitivo cuente con las más avanzadas celdas 4680 de desarrollo propio. Su tren motriz de tres motores por su parte será una evolución del visto en el Model S Plaid.

Fuente | Electrek

Relacionadas | La línea de producción de las nuevas baterías 4680 de Tesla alcanza un rendimiento del 80%

Compártelo: