Toyota podría ser la alternativa que permita a Apple lanzar su coche eléctrico autónomo en 2024

Desde la sede de Apple en Cupertino las conversaciones con diferentes compañías y fabricantes especializados de la industria automotriz no cesan. Tras aproximadamente diez años, el proyecto Titan que debía dar forma a un coche con el logo de la manzana mordida en el capó continúa sin cerrar un acuerdo para hacer realidad el Apple Car.

Tras hablar con el Grupo Hyundai, ahora los rumores apuntan a conversaciones entre los responsables de la firma californiana con Toyota. La forma nipona que está haciendo de sus críticas al coche eléctrico parte de su estrategia empresarial, se suma a al larga lista de posibles colaboradores con los que Apple ha entablado negociaciones durante el último año.

Múltiples medios internacionales han reportado las publicaciones realizadas por el portal taiwanés DigiTimes que avanzan una posible colaboración Apple-Toyota.

El proyecto Apple Car lleva tras de sí un sinfín de rumores. El proyecto Titan de Apple ha sufrido muchos altibajos y cambios a lo largo de su larga historia donde el misterio y el secretismo típico de los de Cupertino, ha servido para disparar aún más la rumorología.

El proyecto fue redimensionado en 2017 para centrarse en la tecnología de conducción autónoma subyacente. Esto parecía dejar de lado la idea de desarrollar un coche eléctrico en propio por parte de Apple. Pero desde 2019 la compañía parece haber vuelto a la carga con su idea original de hacer realidad un automóvil.

Los últimos rumores indican que Toyota está planeando una reunión con los líderes de Cupertino, precisamente para definir una posible colaboración que tendrá un carácter especial. No hay que olvidar que Apple es muy exigente con sus proveedores y está acostumbrada a dictar sus condiciones.

Precisamente este tipo de aproximación a los fabricantes de sus productos más ‘unidireccional’ ha sido uno de los motivos del fracaso de la colaboración con el Grupo Hyundai.

Apple está buscando una una cadena de suministro completamente nueva y un socio al que confiar la fabricación de sus vehículos. La fabricación de baterías para sus coches eléctricos se realizaría, en principio, en los Estados Unidos.

Según ha reportado Reuters Apple estaría desarrollando un nuevo diseño de batería que tiene el potencial de reducir «radicalmente» el coste de estas y aumentar la autonomía del coche eléctrico.

Según la publicación, estas nuevas baterías tendrían una tecnología que Apple considera como «el siguiente nivel«. Para los de Cupertino sus nuevas baterías significarán un hito similar al de la llegada del primer iPhone, que revolución el mundo y las comunicaciones.

La información de DigiTimes apunta a 2024 como fecha de inicio de la producción del Apple Car, algo que ha suscitado muchas dudas entre los analistas internacionales que ponen en entredicho las fechas y, por tanto, la veracidad de estas informaciones.

Pero los últimos informes de Reuters confirman el objetivo de Apple para comenzar la producción a partir de 2024 de su coche eléctrico y autónomo. Sin embargo, puede que la pandemia y la actual escasez de chips podrían empujar la producción a 2025 o más allá.

Apple es una empresa conocida por su capacidad tecnológica y conocimiento del mercado de consumo, pero también por proyectos que nunca llegan al mercado a pesar de la buena acogida que estos podían tener, incluso después de ser anunciados a bombo y platillo.

Algunos de estos más famosos y más recientes son la televisión de Apple, que finalmente se ha quedado reducida a un hardware tipo setup box llamado Apple TV, las gafas de realidad aumentada de las que ya se ha dejado de hablar tras más de tres años de espera, o algo tan pequeño y aparentemente sencillo como el cargador de iPhone, Apple Watch y AirPods que tras ser anunciado y presentado al público, Apple fue incapaz de hacerlo realidad, producirlo y ponerlo a la venta.

Compártelo: