El Audi A4 se desdoblará en dos modelos diferentes: el último A4 térmico y el A4 e-tron eléctrico convivirán hasta 2033

El A4 es uno de los modelos más importantes de Audi. La actual generación de este sedán del segmento D (berlinas familiares), rival de pesos pesados como el BMW Serie 3 o el Mercedes-Benz Clase C, lleva a la venta desde el año 2015, por lo que la firma de los cuatro aros ya está preparando su relevo… o más bien sus relevos, en plural.

El próximo Audi A4 se desdoblará en dos modelos completamente independientes: por un lado el A4 térmico, que dispondrá de versiones mild-hybrid e híbridas enchufables, y por otro el A4 e-tron 100% eléctrico, diseñado para plantar cara a los BMW i4, Polestar 2 y Tesla Model 3. Lo único que compartirán estos dos vehículos será nombre y segmento.

Así, mientras que el A4 continuará empleando la plataforma MLB ya vista en el modelo actual, el A4 e-tron se asentará sobre la nueva plataforma PPE, desarrollada conjuntamente por Audi y Porsche. Esta estrategia es similar a la seguida con el A6 en el segmento E (berlinas ejecutivas), que a partir de 2023 dispondrá de una variante eléctrica para complementar las ventas del modelo térmico.

Aunque el A4 de combustión interna se presentará en 2023, no iniciará su vida comercial hasta 2024, conviviendo con algunas versiones de la generación actual hasta 2025. El A4 e-tron por su parte aparecerá algo más tarde, siendo muy probable que se presente en 2024 y comience sus entregas en 2025, coincidiendo en el tiempo con el que será su mayor rival: el nuevo BMW i3, sustituto del i4. Ambos convivirán hasta 2033, cuando el A4 térmico desaparecerá de los principales mercados internacionales tras una larga carrera comercial.

El Audi A4 e-tron podría ser un fastback de 5 puertas

Es muy probable que, al igual que ocurrirá con los A6 y A6 e-tron, los nuevos A4 y A4 e-tron también se diferencien en la configuración de sus carrocerías. Así, mientras que el A4 continuará siendo un clásico sedán de cuatro puertas, el A4 e-tron podría apostar por una más aerodinámica línea fastback de cinco puertas. Es de esperar que ambos cuenten con sendas variantes familiares Avant.

Aunque tanto uno como otro disfrutarán en sus versiones más prestacionales de un sistema de tracción total quattro, los A4 térmicos de acceso serán tracción delantera, mientras que los A4 e-tron apostarán por la tracción trasera. Por lo tanto, probablemente el modelo eléctrico tenga un tacto más deportivo que su hermano.

Dado que las regulaciones ambientales limitarán el desarrollo de versiones de altas prestaciones basadas en el A4 de combustión y que la plataforma PPE ha sido desarrollada con Porsche, es muy probable que el encargado de dar continuidad a las variantes deportivas S4 y RS4 sea el A4 e-tron. Con todo, no deberíamos descartar que el modelo térmico también pueda retenerlas durante un tiempo a través del empleo de mecánicas híbridas enchufables.

La plataforma PPE emplea una arquitectura eléctrica de 800 voltios, por lo que el A4 e-tron podrá cargar a potencias de hasta 270 kW en corriente continua. Por el momento no está claro si podrá montar las baterías de hasta 100 kWh vistas en el A6 e-tron concept, pero en caso de ser así, su autonomía máxima se situaría por encima de los 700 km WLTP.

Fuente | Auto Express

Relacionadas | Primeras fotos espía del Audi e-tron restyling, cuya autonomía mejorará hasta los 600 kilómetros

Compártelo: