El CEO de Audi afirma que los automóviles de hidrógeno son «absurdos»

Markus Duesmann, director ejecutivo de Audi, ha confirmado en una reciente entrevista que la firma de los cuatro aros se centrará en los próximos años en el desarrollo de modelos eléctricos a baterías. Así, a partir de 2026 todos los modelos nuevos que lance la compañía serán de este tipo, mientras que de cara al año 2033 su gama europea pasará a estar formada exclusivamente por vehículos cero emisiones.

Por otro lado, Duesmann también ha señalado que ni los híbridos enchufables ni los eléctricos con pila de combustible de hidrógeno son realmente una solución viable. De acuerdo con el directivo, actualmente no hay suficiente hidrógeno de origen renovable en la industria, y de haberlo, preferiría emplearlo en la producción de acero.

Por lo tanto, Audi actualmente no considera que el hidrógeno vaya a imponerse en el sector automotriz. «Se necesita una gran cantidad de electricidad verde, que primero se convierte en hidrógeno y luego se vuelve a convertir en electricidad en el coche para transformarse por último en energía cinética. Para mí, como ingeniero, eso es simplemente absurdo«.

A pesar de que la pila de combustible actualmente aventaja a las baterías en términos de rapidez de repostaje, Duesmann cree que la infraestructura de carga para coches eléctricos a baterías es mucho más fácil de implementar que las hidrogeneras. Además, en los próximos años se espera que se acelere todavía más el despliegue de puntos de carga.

BMW, al contrario que Audi y Mercedes-Benz, seguirá apostando por la pila de combustible

A pesar de todo, Audi seguirá investigando y desarrollando esta tecnología para acumular experiencia de cara a posibles aplicaciones estacionarias. «Creemos, sin embargo, que nuestra estrategia eléctrica y su claridad tecnológica tienen un gran poder inherente, lo que tiene un efecto positivo en la empresa y también en la sociedad».

Por lo tanto, Audi se alinea con la estrategia de su rival Mercedes-Benz, que recientemente abandonó el desarrollo de turismos con pila de combustible de hidrógeno para centrarse en los coches eléctricos a baterías. Este enfoque contrasta con el de BMW, que planea comenzar a producir en serie vehículos de este tipo para mediados de la década.

En cuanto a los combustibles sintéticos producidos a partir de fuentes renovables, Duesmann cree que podrían ser una solución para la flota de automóviles con motores térmicos ya existente; además, también señala que podrían tener potencial en el sector aeronáutico. Actualmente, Porsche es el principal impulsor de esta tecnología dentro del Grupo Volkswagen.

Fuente | Auto Zeitung

Relacionadas | El Audi A4 se desdoblará en dos modelos diferentes: el último A4 térmico y el A4 e-tron eléctrico convivirán hasta 2033

Compártelo: