El Citroën ë-C4 recibe una serie de mejoras técnicas que incrementan su autonomía real

El Citroën ë-C4, fabricado exclusivamente en la planta de Stellantis en Villaverde, es actualmente el único compacto eléctrico del conglomerado franco-italo-americano. Mientras que el resto de modelos asentados sobre la plataforma eCMP (DS 3 Crossback E-TENSE, Opel Corsa-e y Mokka-e, Peugeot e-208 y e-2008…) se encuadran en el segmento B, el ë-C4 pertenece al segmento C.

Por lo tanto, se trata de un modelo de gran importancia para el grupo, pues será su único contendiente en esta importante categoría hasta la llegada de los DS 4 E-TENSE, Opel Astra-e y Peugeot e-308, previstos para 2023-2024. Actualmente, uno de cada cinco Citroën C4 fabricados en España se corresponden con su versión 100% eléctrica, lo que pone de manifiesto su buen rendimiento comercial.

El ë-C4 equipa un motor Continental de 136 CV (100 kW) y 260 Nm de par asociado a una batería de 50 kWh de capacidad bruta refrigerada por líquido. Gracias a su buena aerodinámica logra una autonomía de 350 km WLTP, cifra superior a la del resto de modelos basados en la plataforma eCMP. Esto es especialmente llamativo si tenemos en cuenta que se trata de un crossover a caballo entre un hatchback tradicional y un SUV.

El compacto francés es capaz de hacer el 0 a 100 km/h en 9,7 segundos, con una velocidad punta de 150 km/h. Además, puede acceder a cargas rápidas de 100 kW de potencia en corriente continua, lo que le permite recuperar el 80% de su autonomía en 30 minutos. De serie se ofrece con un cargador monofásico de 7,4 kW (7,5 horas para una carga completa), aunque opcionalmente puede equipar uno trifásico de 11 kW (5 horas para una carga completa).

El Citroën ë-C4 se actualiza

A finales de 2022, Stellantis lanzará la segunda generación de la plataforma eCMP, la cual en un principio traerá consigo propulsores más eficientes y packs de baterías más capaces. Aunque los primeros en beneficiarse de ella serán los modelos de nueva hornada (Alfa Romeo Brennero, FIAT 500 cinco puertas, «baby Jeep»…), las propuestas actuales también la adoptarán (el encargado de estrenar estas modificaciones será el Peugeot e-208, al que seguirán el resto de modelos de Stellantis asentados sobre la plataforma eCMP, incluyendo el propio Citroën ë-C4).

Sin embargo, hasta la llegada de dicho restyling Citroën tiene previsto ir puliendo poco a poco su compacto eléctrico, el cual acaba de recibir una serie de «mejoras técnicas» no especificadas que, de acuerdo con la marca, permitirán al vehículo mejorar su eficiencia e incrementar su autonomía en condiciones reales, si bien el alcance homologado se mantendrá invariable. Esta actualización llegará acompañada de una serie de cambios menores de equipamiento, los cuales también afectarán a las versiones térmicas del C4.

Relacionadas | El Citroën Ami completa el Camino de Santiago francés, 764 km en 8 días

Compártelo: