Esta furgoneta eléctrica de Mercedes-Benz limpia el aire mientras circula

Mercedes-Benz ha presentado la furgoneta eléctrica Sustaineer, un prototipo cuyo nombre proviene de la unión de las palabras «Sustainability» y «Pioneer» (sostenibilidad + pionera). Este vehículo cero emisiones pensado para el transporte de mercancías, está hecho da base de materiales sostenibles. Además es capaz de reducir la contaminación acústica al tiempo que limpia el aire mientras circula por las calles.

Este proyecto parte de la base de la eSprinter, la versión eléctrica del vehículo comercial de la marca de la estrella a tres puntas. Pero este proyecto cuenta con una serie de innovaciones que tienen como objetivo mejorar la sostenibilidad y la calidad de vida en las ciudades.

La base de esta innovadora furgoneta eléctrica es la reutilización de componentes y materiales con el fin de aprovechar las ventajas de la economía circular en la reducción de residuos y la explotación de recursos.

Mejorando la calidad del aire

La calidad del aire es un factor clave para mejorar la sostenibilidad y mejorar el bienestar de aquellas personas que viven en zonas urbanas. Junto con las emisiones de CO2, el tráfico por carretera también produce niveles significativos de contaminación por partículas.

La nueva Sustaineer tiene una serie de nuevas características diseñadas para minimizar aún más la producción de partículas causadas por el desgaste de neumáticos, frenos y asfalto. Estos incluyen dos filtros de partículas finas desarrollados en colaboración con los especialistas en filtración MANN + HUMMEL, discos de freno de bajas emisiones con bajo desgaste y neumáticos que están optimizados para la resistencia a la rodadura y, por lo tanto, tienen bajos niveles de ruido y desgaste.

Pero además esta Mercedes-Benz Sustaneer tiene dos filtros, uno en la parte delantera y otro en la parte trasera de los bajos, que son capaces de reducir en un 50% las partículas contaminantes en el aire que encuentra la furgoneta en movimiento. No solo eso: el filtro delantero, en realidad, gracias a un sistema eléctrico particular, es capaz de aspirar el aire y limpiarlo incluso mientras el vehículo se está cargando.

El filtro de partículas finas de la parte inferior del cuerpo se encuentra en el área del eje trasero. Aquí es exactamente donde se puede encontrar una de las mayores concentraciones de partículas en las cercanías del vehículo.

El filtro pasivo atrapa las partículas agitadas por la furgoneta en movimiento y otros vehículos. Un sistema optimizado de conductos de aire garantiza el mejor efecto de limpieza posible. El filtro debe reemplazarse una vez al año.

El segundo filtro está integrado en el módulo frontal y funciona en combinación con el ventilador extractor existente para filtrar partículas finas del aire. Esto significa que no solo purifica el aire utilizando el flujo de aire alrededor del vehículo cuando se conduce, sino que también filtra las partículas del aire circundante cuando el vehículo viaja a baja velocidad o está cargado mientras está parado.

Además, el vehículo está equipado con un sensor de partículas finas. Esto puede medir la concentración de estas en el aire y controlar el nivel de filtración en consecuencia para mantener un estado objetivo. Esto también permite que el vehículo se utilice como estación de monitoreo móvil. Los elementos filtrantes se pueden quitar y reemplazar fácilmente durante el mantenimiento anual.

El módulo delantero y los filtros inferiores de la carrocería reducen las emisiones de partículas finas en las proximidades directas del vehículo hasta un tamaño de partícula de diez micrómetros (PM10) en más del 50 por ciento, el 35 por ciento durante la carga y el 15 por ciento mientras se conduce.

La eficiencia del sistema de filtración aumenta aún más cuando hay un mayor nivel de contaminación por partículas. Esto significa que en las zonas urbanas con peor calidad del aire, se pueden filtrar cantidades mucho mayores de partículas finas.

Un techo solar para recargar las baterías

El uso de energía de recursos renovables es un factor importante en el ciclo de vida de un vehículo eléctrico en términos de prevención de emisiones de CO2. Al ahora de desarrollar el proyecto Sustaineer se ha pensado en todo, incluido el uso de placas solares para mejorar el alcance. de este modo esta furgoneta eléctrica puede generar su propia su propia electricidad verde a partir de un panel solar instalado en el techo.

Los paneles solares extremadamente planos se ajustan perfectamente al contorno del techo del Sustaineer y producen una potencia máxima de 850 vatios (Wp) en una superficie de 4,8 metros cuadrados.

El sistema fotovoltaico está permanentemente activo y continúa produciendo energía cuando se apaga el encendido. El rendimiento anual dependerá de la cantidad de sombra, la intensidad del sol y la ubicación geográfica.

En lugar de utilizar la electricidad generada de manera sostenible para ampliar la autonomía del vehículo, también se puede utilizar para el control climático previo a la entrada o para operar sistemas de uso intensivo de energía, como los sistemas de refrigeración del aire acondicionado y el compartimento de carga, o para cargar herramientas, teléfonos inteligentes y computadoras portátiles alimentados por baterías.

Compártelo: