Foxconn fabricará vehículos eléctricos en Europa, la India y Latinoamérica

El lunes fue el Hon Hai Technology Day 2021, cuando Foxconn presentó tres prototipos de sus futuros Foxtron Model C (compacto), Model E (berlina) y Model T (autobús urbano), todos eléctricos. El gigante de la electrónica de consumo de Taiwan está tejiendo alianzas para introducirse en la industria del automóvil y planifica la producción y ventas de sus primeros modelos.

Liu Young-way, responsable de Hon Hai Precision Industry, ha hablado con la prensa esta mañana en un foro de negocios de Taipei, revelando superficialmente sus planes de expansión global. Tendrán presencia en Europa «un poco más rápido», pero no sabemos dónde. Sí reveló que habrá cooperación con fabricantes alemanes «indirectamente». En segundo lugar se producirá el asalto a la India, finalmente en Latinoamérica, lo que incluye Méjico en las quinielas.

La marca de vehículos eléctricos Foxtron utilizará lo que ellos llaman BOL, es decir: construir, operar y localizar. En otras palabras, Foxconn invertirá en socios industriales que permitan producir sus vehículos en destino, con fábricas existentes, y estar más cerca de sus clientes. Este modelo tiene más sentido desde el punto de vista del retorno de inversión que crear en terreno sin edificar nuevas fábricas.

Hagamos un repaso de las alianzas que está tejiendo Foxconn con terceros.

El Model C desvelado el lunes será fabricado en colaboración con Yulon Motor, ahorrándose así tiempo y dinero en diseñarlo e industrializarlo. El Model E se hará con el apoyo de Pininfarina. Lordstown Motors les vende su fábrica y tendrá capacidad productiva en EEUU, también hay una alianza con Fisker. Con Stellantis se firmó un acuerdo en mayo para crear una joint-venture para suministrar tecnología de conectividad e infoentretenimiento. Y habrá más.

En 2025-2027 Foxconn ambiciona tener una presencia del 10% del mercado mundial de vehículos eléctricos en materia de componentes o servicios, diversificando así sus líneas de negocio desde la electrónica de consumo. En el futuro puede que veamos más de una escisión (o spin-off, si lo preferís) de compañías de automóvil de nueva creación que forman parte de grandes corporaciones, como ha pasado con Kawasaki, Saab o Mitsubishi.

Desde luego Foxconn tiene una importante ventaja estratégica -y que ahora le vendría al pelo- que es tener un gran control en la industria de microchips y semiconductores. Por otro lado, es reseñable el cómo se están aprovechando los nuevos fabricantes de la caída en desgracia de la industria tradicional, que ha ido cerrando -y vendiendo- fábricas que se quedaron sin nada que hacer por acumular exceso de capacidad.

Compártelo: