Rivian da prioridad a las furgonetas de Amazon en detrimento de su nueva pick-up R1T

Según los últimos informes que han aparecido en los Estados Unidos de América, Rivian estaría priorizando la producción de la nueva furgoneta eléctrica diseñada en exclusiva para Amazon, en detrimento de su nueva camioneta eléctrica que tanta sensación está causando en los medios; la R1T.

La pick-up eléctrica de Rivian no sería la única perjudicada por esta decisión puesto que el SUV derivado de esta, el conocido R1S, también estaría sujeto a retrasos para dar salida a los pedidos de uno d los mayores benefactores, económicamente hablando, de Rivian; Amazon.

Según desvela el último informe publicado por Bloomberg, el propio CEO de Rivian, RJ Scaringe, ha decidido centrar las capacidades de producción de Rivian en la realización de la exclusiva furgoneta eléctrica diseñada para las entregas del día a día del gigante del comercio en línea Amazon.

Priorizando un gran cliente sobre otros

Rivian estaría en este momento tratando de producir unas 300 furgonetas antes de que finalice este año. Para 2022 se prevé que se entreguen 10.000 unidades para que Amazon haga realidad sus proyectos de descarbonización.

Amazon anunció recientemente que sería neutral en carbono para 2040, prometiendo un momento que era revolucionario para la concepción de Jeff Bezos del futuro de las entregas para sus millones de clientes Prime.

En su día, el fundador de Amazon declaro estar «increíblemente emocionado por anunciar que acabamos de hacer un pedido de 100.000 furgonetas de reparto eléctricas«, cuando aún Bezos ostentaba el cargo de director ejecutivo de Amazon. Aquel día Bezos reveló un nombre no muy conocido por el gran público: «Serán construidos por una compañía llamada Rivian«.

Las ambiciones de Amazon

Desde entonces, según las cifras aportadas por Bloomberg, durante el mes de febrero de 2019, Amazon lideró una ronda de inversión de 440 millones de dólares en Rivian. Días antes de que se marcara como objetivo alcanzar el cero neto en carbono para la mitad de todos los envíos para 2030.

Tras seis meses, Bezos viajaba a Washington con unos objetivos mucho más grandes y verdes bajo el brazo. Entre estos se encontraba un plan para obtener toda su energía de fuentes renovables para 2030 y volverse totalmente neutro en carbono para 2040.

Entre los documentos presentados a la SEC (Comisión de Bolsa y Valores de los Estados Unidos de América) para preparar la salida a bolsa de la compañía, Rivian describe la estrecha relación entre la compañía y el gigante del comercio electrónico.

Amazon, por su parte, se ha asegurado los derechos exclusivos de Rivian’s Electric Delivery Vans, la furgoneta cero emisiones diseñada en exclusiva.

Compártelo: