Tesla comienza a construir el primer Megacargador para el camión eléctrico Semi

Tesla ha comenzado a construir su primer Megacargador en Giga Nevada, su principal planta de ensamblado de baterías en Estados Unidos. La compañía tiene como objetivo desplegar una red de Megacargadores en las principales rutas del país para respaldar el lanzamiento de su primer camión eléctrico, el Semi.

Frente a los Supercargadores, diseñados para turismos, los Megacargadores se caracterizarán por una mayor potencia de carga (en un principio, podrán entregar más de 1 MW de potencia pico, o lo que es lo mismo, más de 1.000 kW), lo que permitirá al Semi recuperar unos 650 km de autonomía en una parada de apenas media hora.

Dicha cifra equivale aproximadamente al 80% del alcance máximo homologado que logrará el Semi en su versión más capaz, que en un principio superará los 800 km por carga. Por lo tanto, estamos hablando de unas autonomías y de unos tiempos de carga muy competitivos que sobre el papel deberían permitir al Semi plantar cara a los camiones diésel.

En las imágenes compartidas en las redes sociales de esta primera estación se puede ver que los puestos de carga de los Megacargadores serán notablemente más largos que los de los Supercargadores, pues estarán diseñados para que puedan aparcar en ellos no solamente las cabezas tractoras, sino camiones completos con su remolque.

Los Megacargadores de Tesla entregarán más de 1 MW de potencia

¿Por qué ha decidido Tesla construir su primer Megacargador en Nevada? Por varios motivos: para empezar, inicialmente el vehículo se fabricará en bajos números en dichas instalaciones (más adelante su producción se trasladará a Giga Austin, donde también se ensamblará la pick-up Cybertruck); además, Tesla aparentemente tendría la intención de utilizar las primeras unidades del Semi para transportar baterías de Giga Nevada a Fremont, lo que permitirá a la compañía testar el rendimiento del vehículo en condiciones reales.

A pesar de que su puesta de largo inicialmente estaba programada para 2019, finalmente Tesla no comenzará las entregas del Semi hasta 2022. Aparentemente, uno de los principales motivos de este retraso sería el actual cuello de botella en el suministro de baterías que sufre la compañía, algo que debería solucionarse una vez comience la producción a gran escala de las nuevas celdas 4680.

El Tesla Semi, cuya autonomía oscilará entre los 480 y los 800 km EPA según versión, dispondrá de un pack de baterías de 500 kWh de capacidad, algo que fue confirmado a principios de año por el propio Elon Musk, director ejecutivo de la compañía. «Necesitas unos 500 kWh. Lo que tenemos en los Model S y Model X es un pack de 100 kWh, y de unos 500 kWh en el Semi».

Fuente | Electrek

Relacionadas | ¿Qué pasa cuando se estrella un Tesla Model Y contra un Volkswagen ID.6 CROZZ? (Vídeo)

Compártelo: