Tesla confirma que la producción en masa del Cybertruck se demora al 2023

De momento la fábrica de Austin (Texas, EEUU) se tendrá que «conformar» con producir en masa el Model Y para alimentar la demanda norteamericana. El inicio de la producción de varios modelos se tiene que retrasar a finales del año que viene: Cybertruck, Semi y Roadster. De ellos, el más interesante a efectos de hacer caja y volumen es el pick-up.

A finales de 2022 uno de sus principales rivales, el Rivian R1T, ya llevará un año produciéndose. Elon Musk reveló que el inicio de producción (SoP) tiene que retrasarse inevitablemente por problemas en la cadena logística, y no se trata únicamente de microchips. Espera que esos problemas queden solventaros el año que viene o, lo más tardar, 2023.

Austin empezará a tomar velocidad de crucero con Cybertruck ya en 2023, con una capacidad de 250.000 a 300.000 unidades, puede que más. Teniendo en cuenta que Cybertruck cuenta con más de un millón de reservas -desde mayo de este año-, la producción de un lustro ya tendría asignados «números en la cola». Como las reservas son reembolsables y por poco dinero (100 dólares), no tienen que convertirse necesariamente en pedidos formales.

¿Veremos el Cybertruck en Europa?

Difícilmente. Para empezar, es demasiado grande, son casi 5,9 metros de largo, 2,03 de ancho y 1,9 de alto. Para los pick-ups que solemos ver por Europa (Ranger, Hilux, Amarok, Navara…) es muy grande, y los vehículos industriales disponibles en esta parte del mundo cumplen perfectamente con cometidos similares. Sin embargo, la web española de Tesla admite reservas de Cybertruck por 100 euros…

Homologar Cybertruck para todo el mundo es «imposible», dijo Musk, pero puede que en el futuro veamos una versión más pequeña que sí sea de proyección internacional, tal como los modelos más pequeños que antes he mencionado. Seguirá siendo «guay», dijo Musk, pero más pequeño y más fácil de homologar, sobre todo en lo referente a seguridad pasiva en caso de atropello de peatones o ciclistas.

Evidentemente Cybertruck se ha diseñado con los gustos de Norteamérica en mente, donde los pick-up full-size son especialmente populares tanto como vehículos de trabajo como de ocio. El abanico de precios proyectado es de 39.990 dólares por la versión de un motor y baterías de menor capacidad, a los 69.900 dólares del Cybertruck Tri-Motor con las baterías más grandes. En dinero europeo, y teniendo en cuenta las diferencias impositivas, sirvan como referencia 34.603 a 60.580 euros al cambio.

Cybertruck fue desvelado hace casi dos años y fue uno de los detonantes del increcíble crecimiento del valor de Tesla en el NASDAQ

Para cuando Cybetruck llegue al mercado estadounidense, sus rivales o estarán ya produciéndose o a puntito de hacerlo. General Motors ya tendrá listo tanto el GMC HUMMER EV como la versión eléctrica de Chevrolet Silverado, lo mismo respecto a Ford F-150 Lightning y tal vez Lordstown Endurance. Hay más rivales coleando, como Bollinger B1/B2, que o se retrasa su producción o no verán la luz.

Desde luego, si estos pick-up consiguen electrificar Norteamérica y son aceptados por los consumidores, se producirá un cambio gigantesco en los países de la zona. No hay que subestimar el impacto de estos vehículos en el apetito de combustible de Norteamérica, sobre todo según se vayan jubilando los pick-up de gasolina, de gasóleo y de gas que ahora ruedan por millones en esa parte del mundo.

Compártelo: