Tesla presenta su nueva tecnología para mejorar la seguridad con datos del mundo real (vídeo)

Tesla ha hecho público su nuevo sistema de seguridad contra accidentes impactos y colisiones, con la idea de mejorar la seguridad de los conductores y ocupantes de sus vehículos ante los riesgos más peligrosos de las carreteras.

La nueva tecnología se basará en una lectura avanzada del entorno, donde el automóvil podrá recopilar datos del mundo real mientras circula por las diferentes vías. El nuevo sistema de seguridad contra choques está basado en una exhaustiva recopilación de datos procedentes del mundo real.

El uso y acceso de cientos de miles de datos que ofrecen a los servidores de Tesla la mayor flota de automóviles eléctricos conectada del mundo. Los mismos sensores utilizados para la conducción autónoma instalados en el 100% de la gama Tesla, tengan o no contratado el servicio, sirven como recopiladores de datos para mejorar la seguridad.

Tesla Crash Lab

Desde el Tesla Crash Lab, laboratorio de accidentes y colisiones de la firma, los ingenieros han probado y desarrollado una nueva tecnología de seguridad contra accidentes, colisiones e impactos.

«Al recopilar datos de los millones de vehículos de nuestra flota y replicar escenarios de choque del mundo real, podemos diseñar algunos de los vehículos más seguros de la carretera«, afirman desde Tesla.

Según relata Dan, un ingeniero de seguridad de Tesla que presenta el nuevo vídeo donde se muestran todos los detalles del Tesla Crash Lab, explica los problemas precedentes a los que se ha ido enfrentando el laboratorio de accidentes durante este tiempo.

En palabras de los ingenieros

El ingeniero especialista en seguridad indica que las pruebas de choque estándar que utiliza la industria automotriz son el mejor enfoque para desarrollar lo mejor de los diseños de automóviles.

Pero, en referencia a las pruebas tradicionales de la industria automotriz, «estas pruebas de colisión son similares a los granos de arena en una playa«, analogía con la que el ingeniero pretende hacer referencia a la infinita compleja que rodea a los efectos de un accidente y, especialmente, su prevención.

Debido a estos miotivos, cada prueba de choque es distinta, por lo que Dan agrega que Tesla actualmente está desarrollando oportunidades y fusionando varios enfoques para lograr diseños que complementen las condiciones del mundo real.

El mundo real está online

«Con las tecnologías emergentes, hay oportunidades. Ahora podemos mirar el mundo real y diseñar para eso», señalan desde Tesla.

En la actualidad Tesla tiene en circulación más de 1 millón de vehículos en las carreteras de todo el mundo, todos ellos conectados a sus servidores, algo lejos aún del resto de la industria por número de vehículos dotados de esta tecnología, como de las capacidades técnicas y de ingeniería de software necesaria para la conectividad y el tratamiento de esos datos.

Esta flota de automóviles, producen millones de datos, incluidos los de aquellos que se ven implicados en un accidente. Muchos de estos, además de los sensores cuentan con la grabación del accidente, antes, durante y después. Algo que complementa a los datos ofrecidos por los sensores.

Gracias a estos datos, Tesla afirma que es capaz de detectar en 10 milisegundos qué tipo de accidente es y hacer que el airbag reaccione en consecuencia, como ejemplo de una aplicación en la práctica de su nueva tecnología.

Compártelo: