Voltia presenta las nuevas Voltia XL 2022 eléctricas, basadas en furgonetas medias de Stellantis

La empresa de transformación de furgonetas ha adaptado la plataforma eK0 de Stellantis para su nueva gama Voltia XL 2022. Los modelos compatibles son Citroën ë-Jumpy, Peugeot e-Expert, Opel Vivaro-e y Toyota Proace Electric. Se caracterizan por tener una capacidad cúbica enorme para su tamaño en planta (largo por ancho) al tener un techo extraelevado en 800 mm: 11 m3, quedando la cota de altura interna a 2,2 metros. De las tres tallas de la plataforma están empleando la larga, 5,31 metros.

¿Por qué esta capacidad? Voltia se ha fijado en los requisitos de las empresas de mensajería y logística que trabajan en zonas urbanas, teniendo que hacer entre 150 y 200 entregas, requiriendo 8 a 12 m3 de capacidad. Para gozar de esos volúmenes hay que irse normalmente a las versiones de tamaño grande (Jumper, Boxer, Movano…), con lo que eso implica a la hora de aparcar y moverse por el tráfico, o para acceder a ciertas calles pequeñas.

Voltia hace la conversión tanto con las versiones de 50 kWh (190 km de autonomía urbana «real») como de 75 kWh (280 km). Las cargas útiles soportadas son 800 a 1000 kg, según versión de baterías. Respecto a una furgoneta diésel el coste por kilómetro baja hasta un 83%, siendo el mantenimiento hasta la mitad. El precio es de 35.950 euros franco fábrica en Eslovaquia.

El techo elevado permite que los operarios puedan moverse por la zona de carga de pie y tener más espacio

Estos modelos van a reemplazar a Nissan e-NV200 XL, que va a dejar de fabricarse cuando los nipones abandonen las instalaciones de la Zona Franca de Barcelona. La versión XL de la furgoneta compacta tiene menor carga útil (580 kg), menor capacidad volumétrica (10 m3), y la autonomía es comparable a la versión de 50 kWh de plataforma eK0 de Stellantis, 200 km.

Las nuevas Voltia XL 2022 pueden recargar en corriente alterna hasta a 7,2 kW en monofásica o 11 kW en trifásica (con su cargador interno Tipo 2) o con carga rápida mediante CCS Combo a 100 kW, sin cambios respecto a los modelos base. En esta última modalidad las baterías de 50 kWh quedan recargadas del 0 al 80% en 32 minutos, mientras que las de 75 kWh necesitarán 45 minutos. Las baterías están garantizadas durante ocho años o 160.000 km, lo que antes ocurra.

El equipamiento de confort, tecnología y seguridad no varía respecto a los vehículos base. La conversión se efecturará en Nitra una vez se haya adaptado la fábrica, con producción para toda Europa. Si la demanda lo requiere, Voltia utilizará socios en el Reino Unido, Francia y Alemania. Según Voltia, los costes mensuales son similares o inferiores al de versiones diésel.

Compártelo: