Así será el Nissan Qashqai e-power. Un híbrido convencional que podrá tener etiqueta CERO

Desde su lanzamiento, el sistema de distintivos ambientales de los coches en España ha sido criticado por numerosos sectores. Un sistema creado en su momento para facilitar la clasificación de los vehículos por sus emisiones mediante una pegatina en su parabrisas y que en 2022 vivirá un momento crítico con la llegada del Nissan Qashqai e-Power. Un híbrido no enchufable que puede hacer saltar por los aires la actual incongruencia debido a que podrá acceder a la etiqueta de CERO emisiones y del que ya tenemos las primeras imágenes de su diseño final.

En 2022 llegará a España la versión e-Power del Qashqai, el modelo más popular de Nissan en nuestro mercado. Una motorización que da una vuelta al concepto de híbrido, y donde seguimos dependiendo en exclusiva del aporte del motor gasolina, aunque este solo haga las labores de generador.

Y es que aquí es donde el modelo de Nissan podría si no hay cambios, ser el primer coche gasolina con etiqueta Cero Emisiones. Eso a pesar de que claramente no es un cero emisiones.

La tecnología e-Power tiene un funcionamiento muy particular: el motor eléctrico se encarga de impulsar el vehículo, mientras que el propulsor térmico actúa como hemos dicho, exclusivamente como generador.

Nissan señala que la tecnología e-Power es la transición ideal entre los vehículos con motor de combustión interna y los 100% eléctricos. El sistema de propulsión del nuevo Qashqai e-Power se compone de un motor de gasolina de 154 CV, un generador de energía, un inversor y un motor eléctrico de 140 kW (190 CV). Ahora bien, el motor de gasolina se utiliza únicamente como generador de electricidad. Es decir, las ruedas son impulsadas exclusivamente por el motor eléctrico.

La incongruencia es total, ya que este modelo híbrido no sólo llevará la misma etiqueta que los coches eléctricos puros, sino que incluso podría llevar una etiqueta más avanzada que algunos híbridos enchufables. Y es que como recordamos estos para lograr pasar el ECO a Cero, necesitan certificar una autonomía en modo eléctrico bajo el ciclo WLTP de más de 40 kilómetros. Una cifra a la que el Nissan no se acerca ni de broma ya que cuenta con apenas 1.5 kWh de batería, y además no puede recargarse más que con el motor gasolina y la frenada regenerativa.

Esto pone sobre la mesa la necesidad de renovar los distintivos ambientales de la DGT, para evitar el esperpento de que un coche gasolina logre ser el primero en conseguir de forma legal una pegatina Cero Emisiones.

El desarrollo del nuevo Qashqai e-Power todavía está en marcha, pero se espera que el lanzamiento del sistema e-Power en Europa se producirá en el 2022. Previsiblemente se dará a conocer en el primer semestre mientras que, para verlo en nuestros concesionarios, habrá que esperar hasta finales del próximo año.

¿Será este modelo el final del actual sistema de distintivos ambientales de la DGT, o se colará como cero emisiones?

Fuente | Motor.es

Compártelo: