Gracias a la energía solar, Australia logra precios negativos en la electricidad durante cinco días

Las instalaciones fotovoltaicas en los tejados de hogares y empresas del sur de Australia han establecido lo que la empresa distribuidora de electricidad de la región indica es un récord mundial. Lograr generar más electricidad a partir de energía solar fotovoltaica de la que consumieron todos sus clientes durante de cinco días diferentes en las últimas cinco semanas.

Para los responsables de la empresa eléctrica, SA Power Networks (SAPN) es la primera vez que ven en una red de escala de GW hasta cinco eventos de la llamada «demanda negativa». Una demanda negativa que significa que en su conjunto, la red gestionada por la distribuidora se ha convertido en «exportador neto» de energía a la red.

La racha de días de esta demanda negativa comenzó el domingo 26 de septiembre, cuando la oferta superó la demanda durante dos horas y media. Posteriormente el 31 de octubre, la red administrada por SAPN contribuyó netamente al suministro de energía del estado durante otras cuatro horas.

El periodo de exportación más alto en esta racha fue de -69,4 megavatios en la media hora que finalizó a la 1 de la madrugada de ese día.

Por supuesto hay que tener en cuenta como podemos ver en el gráfico inferior que los periodos de demanda negativa se producen en momentos de gran producción solar, y baja demanda, como son los fines de semana o los festivos. Pero la dinámica positiva como vemos, es imparable.

El resultado según los responsables de la empresa eléctrica es que estamos en una tendencia donde la capacidad de producción solar no para de crecer, y con el la reducción del coste de la energía. Algo que además tiene como consecuencia una menor dependencia del carbón, todavía con una gran parte de la producción australiana en sus manos, pero que no para de disminuir gracias a la energía solar.

Según el portavoz de SAPN, Paul Roberts: «En un futuro no muy lejano, esperamos ver que las necesidades energéticas de Australia Meridional durante las horas intermedias del día se suministren regularmente al 100% con energía solar en los tejados. A largo plazo, esperamos ver un sistema de transporte en el que la mayoría de los vehículos se alimenten con electricidad de origen renovable, incluida la energía solar fotovoltaica en los tejados«.

Una dinámica en la que además de la expansión de las energías renovables, también tendrán un papel protagonista las baterías de respaldo residenciales, que se han convertido en un elemento prácticamente fundamental en las nuevas instalaciones, incluso en las viviendas sin solar instalada, y que además cuentan con una importante ayuda del gobierno para ayudar a una red del sur de Australia famosa por su baja calidad y sus épicos apagones.

¿Qué pasaría en España?

Muchos se preguntarán qué pasa cuando los precios de la energía caen por debajo del coste de producción. Algo que hemos podido ver el pasado año durante el impacto de la pandemia, cuando los precios de la energía bajó a cifras negativas en algunos países europeos.

Según podemos leer en el portal Cinco Días, los precios horarios (las subastas en los mercados se hacen para cada una de las horas del día siguiente) han llegado el 13 de abril de 2020 en Francia a -6,51 €/MWh, mientras que en Alemania en los días 13 de abril, llegaron a -15,97 €/MWh, y el 21 de abril a-16,15 €/MWh. En esos dos días, el pool español marcó 22,26 y 9,24 euros MWh, respectivamente.

¿Por qué en España no hemos llegado a esas cifras? La respuesta es que en nuestro país las reglas del operador del mercado (OMIE) prohíben a las generadoras ofertar por debajo de cero en el mercado diario. Por lo que hasta que haya un cambio normativo, aquí nunca veremos esos eventos de precios negativos aunque las renovables cubran más del 100% de la demanda.

Relacionadas

Compártelo: