El Lago Saltón de California aportará a la industria americana litio en abundancia desde 2024

Según va aumentando el precio del litio, aumenta a su vez el interés por explotar yacimientos donde hay litio a patadas pero no interesaba económicamente su extracción. En Estados Unidos tienen un recurso natural que ya tiene interés explotar, y que va a ponerse a producir litio a gran escala a partir de 2024. Se trata del Lago Saltón, en el Estado de California.

Se trata de un lago que se creó en 1905 a partir de un desborde del río Colorado, con una superficie de 888 kilómetros cuadrados, que es tóxico por los vertidos de la industria agrícola y su elevado nivel de sal. Antaño una atracción turística, hoy día se explota por varias plantas energéticas de geotermia, que de hecho, ya consiguen litio «sin querer».

La energía geotérmica es muy simple como concepto, se inserta agua con una tubería bajo tierra hasta encontrar una fuente de calor. Otra tubería capta el agua, que retorna como vapor, y se hace mover una turbina para generar electricidad. Dicha electricidad se puede usar la para la transformación de salmuera en litio utilizable. En el caso del Lago Saltón, el agua viene con salmuera por las tuberías de retorno, a unos 300-370 ºC, y de la salmuera se puede obtener el litio. Podemos ver el proceso en este breve vídeo a continuación.

Hoy día ese litio se retorna al suelo, además de la salmuera. En otras palabras, obtener litio de ese recurso es mucho más sencillo que con procedimientos de minería o con el sistema de evaporación clásico. No en vano, a este lugar también se le apoda como Lithium Valley, de traducción muy fácil. Cálculos del Departamento de Energía (DoE) de Estados Unidos apuntanan unas 600.000 toneladas de litio extraíble cada año, y con muy poca aportación de emisiones de carbono por estar donde está. La producción anual de litio mundial está por debajo de dicha cifra, actualmente.

A partir de la salmuera se realiza un intercambio iónico que da cloruro de litio (LiCl), antecesor del hidróxido de litio (LiOH), producto que se suministrará a la industria transformadora

La empresa emergente Controlled Thermal Resources se encargará de su explotación, y no le van a faltar clientes. La primera fase de producción estará lista en 2024, con una capacidad de 20.000 toneladas anuales de litio y 49,9 MW de potencia eléctrica. Según se vaya necesitando más, simplemente se irán replicando las instalaciones y abriendo nuevos pozos, aumentando de 20.000 en 20.000 toneladas, explica Rod Colwell, consejero delegado de CTR, en un artículo en Automotive News.

Para los fabricantes estadounidenses esta explotación reducirá drásticamente la dependencia de su industria del litio importado del exterior, como el que viene de Australia, de China o del triángulo del litio sudamericano (Bolivia, Chile y Argentina). Más cercanía entre el recurso natural y las gigafábricas también supone ahorrar emisiones en el transporte. De hecho, la única mina de EEUU de litio está en el Estado de Nevada. ¿Y qué hay allí? La Gigafactory 1 de Tesla, la de Reno.

Lago Saltón – Fotografía: Kevin Dooley (Flickr) CC BY

Explotar el Lithium Valley ya tiene sentido económico por la escalada de precios del litio, debido a que cada vez más fabricantes quieren litio, y la industria minera y transformadora va justita de capacidad para atenderles. Los bajos precios habían desincentivado la explotación del recurso, pero la situación ha cambiado. Respecto a 2015, los precios se han más que doblado, de 10.000 a 25.000 dólares la tonelada.

De simple desperdicio natural a un producto que apunta a ser el nuevo oro, todo son ventajas

Uno de los clientes de Controled Thermal Resources es la mismísima General Motors, que va a lanzar toda una serie de vehículos eléctricos basados en la plataforma Ultium, como GMC HUMMER EV o Cadillac Lyriq, y más fabricantes se apuntarán a la lista para conseguir el litio californiano. Será por posibilidades: Tesla, Lordstown Motors, Rivian Automotive, Ford Motor Company, Stellantis, Lucid Motors, etc. Hasta Toyota tendrá una gigafábrica de baterías allí.

Según CTR, tanto la extracción como la conversión de salmuera a hidróxido de litio se hace con energía renovable al 100%, así que solo habría que considerar las emisiones al construir las plantas y transportar el producto. Por eso, el proyecto en su conjunto es casi de cero emisiones, aunque ahorrará bastante solo por evitar el transporte desde países muy lejanos.

Compártelo: