Enchufar y listo. Este kit solar fotovoltaico te permitirá ahorrar energía fácilmente

Con el ascenso de los precios de la electricidad, cada vez son más los interesados en fórmulas para reducir su factura de la luz. Más todavía los propietarios de un coche eléctrico, que están mirando hacía la energía fotovoltaica como solución. El problema es que la instalación no siempre es sencilla, o posible. Es por eso que el kit desarrollado por la startup española Tornasol Energy puede ser una alternativa al simplificar el sistema. Es colocar, enchufar, y listo.

La idea es un kit que pueda ser instalado en prácticamente cualquier lugar. Un sistema formado por uno o dos paneles fotovoltaicos según el kit que seleccionemos, que cuentan con un microinvesor, y que podremos colocar en una ventana, una terraza o el patio de una vivienda, y que no necesitará más que ser conectado a una toma de corriente de la vivienda para inyectar electricidad y comenzar a ahorrar.

Básicamente lo que nos permite es contar con un sistema de autoconsumo, que alimentará nuestras necesidades en tiempo real, pero que también inyectará a la red los excedentes sin que recibamos nada a cambio. Por lo que lo ideal en este caso sería enchufarlo cuando vayamos a tener un consumo en la vivienda. La cocina, el climatizador, la lavadora, y sin tener que estar pendiente del horario.

El kit básico incluye un panel solar con celdas de silicio monocristalino fabricadas por SUNPOWER, con una potencia nominal de 310W y que incluye su inversor. Un kit básico que tiene un coste de 450 euros. Por su parte el kit de dos paneles, que eleva la potencia hasta los 600W, tiene un coste de 790 euros con los gastos de envío incluidos.

Uno de sus puntos fuertes es que son paneles flexibles y ligeros, apenas 6 kilos cada uno, lo que facilita su transporte e instalación. Incluso los podremos llevar a la vivienda de la playa en verano y reducir también allí nuestra factura.

En cuanto al rendimiento, Tornasol ofrece en su web una estimación de producción de una instalación de dos paneles que recordamos cuentan con 600W, y que indica podrá llegar a producir hasta 976,60 kWh al año,  unos 81.4 kWh mensuales, y un ahorro de unos 228 euros cada año. Algo que nos permitiría según esta estimación recuperar la inversión en apenas dos años y medio. Una cifra muy a tener en cuenta, sobre todo si vemos que la vida útil del kit según el vendedor es de 25 años. También añadir que cuenta con un periodo de prueba de 30 días.

Para sacar mayor partido a la instalación, Tornasol Energy está actualmente trabajando en ofrecer baterías de respaldo para completar sus kits, y de esa forma poder almacenar energía durante el día, cuando no estamos en casa, y poder usarla en las tardes o noches, lo que nos permite sacar más rendimiento al sistema.

Una idea que no es nueva, ya que estos kits existen desde hace años y que están disponibles para su compra por internet, e incluso algunos con mejores prestaciones y precio más económico. Como por ejemplo el kit de la red de bricolaje Brico Depot, que por 259.9 euros nos ofrece un kit de 335W que también es modular y que puede ser conectado en serio con otros paneles. (ver producto).

Por supuesto, estos kits nos ofrecen la facilidad de enchufar y listo, pero a cambio perderemos algo de eficiencia por la seguramente mala orientación de la placa. Es por eso que en caso de contar con espacio, siempre es mejor optar por un kit solar convencional, que tenemos disponibles desde 1 kWp, con inversor de 3 kW, por apenas 1.000 euros, a lo que tendremos que sumar la instalación si no la hacemos nosotros. (ver kit).

Fuente | Tornasol Energy

Compártelo: