Vuelos nacionales y europeos cero emisiones en 2026. Esta startup reconvierte los viejos aviones a eléctricos

La movilidad no es algo exclusivo de los turismos, motocicletas, camiones y furgonetas. El espectro del transporte abarca muchos otros ámbitos como el del mar y, por supuesto, el aire. Este último goza de cierta impunidad a la hora de rendir cuentas por sus emisiones, aunque algo está cambiando también en un sector que cada vez recibe más atención mediática.

La industria de la aviación es responsable de alrededor del 2,5% de las emisiones globales, según EESI. El impacto climático de este sector es de aproximadamente el 3,5% de todo el calentamiento global antropogénico.

A pesar de que en la actualidad, incluso los pasajeros más comprometidos pueden comprar créditos de carbono para lavar sus conciencias tras un viaje surcando los cielos, el problema de las emisiones de la aviación siguen existiendo por mucha contabilidad de conciencia que se quiera realizar.

Adiós a 100 años de contaminación en los cielos

Para luchar contra este problema la startup Wright Electric planea ofrecer un novedoso sistema de propulsión eléctrico para transformar aviones ya en funcionamiento, que permitirá a los próximos aviones reducir las emisiones sin necesidad de compensaciones y maquillajes contables.

Wright Electric convertirá los aviones BAe 146 de los ochenta en aviones eléctricos en un formato que permite acelerar la transformación del sector. Las certificaciones para aviones nuevos pueden tardar años. Por este motivo la compañía hará la conversiones de cada uno de los cuatro aviones BAe 146 con nuevos motores de 2 MW para tener todo el avión listo para el 2026.

Tecnología silenciosa cero emisiones

Para Jeff Engler, CEO de Wright Electric: «El nivel de potencia y peso demostrado con nuestro nuevo motor de 2 MW se convertirá en la línea de base para cualquier nuevo avión eléctrico y es una tecnología clave en nuestro sistema de megavatios«.

Los aviones eléctricos, llamados Wright Spirit, serán capaces de transportar a 100 pasajeros en un viaje libre de ruidos y emisiones.

Los aviones tendrán una autonomía de unos 740 km, lo que equivale a una hora de vuelo. Muchos de los vuelos interiores de Europa o nacionales no superan la hora, por lo que esta alternativa puede ser altamente intensamente en este tipo e trayectos.

Wright Electric se está centrando en reducir las emisiones de los vuelos cortos y con alta demanda. Como por ejemplo la línea que une la capital de Corea del Sur, Seúl, con la turística isla de Jeju, la ruta más concurrida del mundo con 14 millones de pasajeros al año. También ponen como objetivo otras con gran tráfico y potencialmente electrificables con la tecnología disponible como de Londres a París, Río de Janeiro a São Paulo y San Francisco a Los Ángeles.

Reemplazar los vuelos frecuentes de corta distancia por viajes sin emisiones podría tener un gran impacto, para la economía de las compañías y, sobre todo, para el medioambiente al tiempo que los entornos de los aeropuertos verán disminuir tanto su contaminación acústica como las emisiones.

Reduciendo emisiones ya en 2026

«La aviación se ha comprometido a lograr las cero emisiones netas de carbono para 2050, pero Wright Electric está comprometido con una reducción del 100% de todas las emisiones a partir de 2026«, afirmaba Engler.

Según el CEO, «debido a que construimos el sistema propulsor aeroespacial más grande del mundo, podemos realizar la modernización cero emisiones más grande del mercado que sirva directamente a las rutas más concurridas del mundo«.

Wright Electric está en la actualidad en el radar de grupos y empresas importantes. La compañía ha recibido financiación, contratos y colaboraciones con varios departamentos gubernamentales, organizaciones y aerolíneas para dar vida a esta tecnología, incluyendo la NASA, el Departamento de Energía de los Estados Unidos de América, la Fuerza Aérea estadounidense, Viva Aerobus y easyJet.

Las pruebas de vuelo con un propulsor eléctrico comenzarán en 2023, seguidas de pruebas con dos propulsores eléctricos en 2024 y que llevarán si todo marcha como está previsto, a los primeros vuelos comerciales con aviones totalmente eléctricos en 2026.

Wright Electric también está trabajando en el desarrollo de un avión que transportará 186 pasajeros con más de 1.300 km de alcance. Su objetivo es tener este avión más grande en servicio para 2030, según apunta la compañía en su nota de prensa.

Para ver el libro blanco de la compañía Wright Spirit pulse aquí.

Fuente | Wright & EESI

Compártelo: