Ford duplicará su producción mundial de coches eléctricos y aspira a ser número 1

Desde la central de Ford en Estados Unidos se están acelerando los planes previos para aumentar la producción de vehículos eléctricos para satisfacer la creciente demanda. Ford anunció en mayo que el 40% de su producción mundial corresponderá a coches eléctricos en 2030. Ahora mismo el referente del óvalo azul es Tesla.

Actualmente la gama eléctrica de Ford no es muy numerosa: Mustang Mach-E, F-150 Lightning y E-Transit, dejando al margen sus híbridos enchufables y convencionales, además de los microhíbridos. La demanda que experimentan el SUV y el pick-up sobrepasa los planes originales de la compañía, que eran unas 300.000 unidades al año. En cosa de dos años, antes del fin de 2023, dicha capacidad será duplicada, reveló Jim Farley, el CEO de Ford.

Antes de que la Blue Oval City, su megacomplejo de fabricación en Tennessee, llegue a estar en activo en 2025, Ford espera haber aumentado la producción por encima del medio millón de unidades. Tómese como referencia que ese fue el volumen de Tesla en 2020. Y ya que mencionamos a Tesla, Ford tiene un objetivo muy ambicioso en mente: producir más que Tesla, que ahora mismo está en la liga del millón de unidades al año y con posibilidades reales de llegar a dos millones antes de 2024.

A medio plazo no hay que subestimar la capacidad de un gigante como Ford para reconvertirse y producir vehículos eléctricos de forma masiva, y ya no tres modelos, sino una gama completa que abarque crossover compactos, medianos y grandes, pick-up, deportivos, industriales ligeros y medios, etc. Pero aumentar capacidades no es tan sencillo.

Durante esta década vamos a ver cómo los vehículos eléctricos despegan a gran velocidad, lo cual pone en tensión a sectores enteros como minería, siderurgia, química, electrónica… y no es tan simple como pedirles más. Toda la cadena desde las materias primas hasta lo que entra en las fábricas de Ford (inputs) tiene que adaptarse para un incremento colosal de la demanda, que puede provocar cuellos de botella como ya ocurre ahora con los microchips.

Solo del F-150 Lightning tienen más de 160.000 reservas; ojo, no confundir con pedidos. El Mach-E tiene más demanda que el Mustang de gasolina, se fabrica en dos continentes y se vende en tres. En cuanto a E-Transit, de momento unas empresas muy concretas han recibido ejemplares preserie en Estados Unidos y en Europa. Las palabras de Farley las podríamos resumir como: «esto nos ha pillado desprevenidos y tenemos que coger ritmo, y lo cogeremos».

Farley no ha hecho mención al objetivo del 40% para 2030, que es a más largo plazo.

Compártelo: