Herbert Diess, el mayor defensor del coche eléctrico de la industria alemana, al borde del despido en Volkswagen

Desde Alemania llegan noticias preocupantes debido a que el poderoso comité de empresa del Grupo Volkswagen, parece haber declarado la guerra al CEO del gigante automotriz. El futuro de Herbert Diess a los mandos del todo el grupo podría estar en entredicho.

Los rumores de guerra interna en Volkswagen se están esparciendo rápidamente por toda Europa, tras la publicación por parte del principal diario económico y financiero de al nación germana, del choque en la cima entre el Diess y los representantes de los trabajadores.

El pasado miércoles en Alemania según informa Handelsblatt, se celebraba una reunión informal del consejo de vigilancia, en la que se encontraban los pesos pesados del grupo, incluido el presidente Hans Dieter Pötsch, representantes de las familias Piech y Porsche, Wolfgang Porsche, junto con el primer ministro de Baka Sajonia, Stephan Weil. Esta región posee el 20% del capital y tiene poder de veto en asuntos de importancia estratégica.

Junto a estas personalidades dentro del Grupo Volskwagen estaban el presidente de IG-Metall, Jörg Hofmann, y la presidenta del comité de empresa, Daniela Cavallo.

Los sindicatos lo quieren fuera

Por lo que se ha filtrado a la prensa, el ambiente de la reunión habría sido particularmente feroz, hasta el punto que los sindicatos no sólo habrían atacado duramente a Diess, sino que incluso habrían puesto en duda la confianza en este.

Según el diario económico y financiero, lo sucedido forma parte de un primer paso para pedir la cabeza de Herbert Diess, quien ocupa el cargo de CEO desde 2018.

«En la reunión del Consejo de Supervisión del pasado miércoles quedó claro que la mayoría ya no considera a Diess como el hombre adecuado«, llegan a indicar desde Düsseldorf y Berlínel en la páginas del Handelsblatt.

Los sindicatos poseen un poder extenso dentro del consejo de vigilancia de la mano de los derechos que el modelo de gestión combinada instalado en las grandes empresas germanas.

En la cuerda floja

El año pasado el administrador delegado pidió una prórroga anticipada de su mandato, lo que dejó tras de sí resquemores y alguna herida abierta. Heber Diess por su parte, el pasado verano, ha denunciado diversas fugas de información sobre las reuniones del consejo de vigilancia que pueden ser el germen de la actual situación.

Diess recientemente ha provocado nuevas tensiones, dentro y fuera de Volkswagen. La férrea oposición al coche de hidrógeno y su apuesta decidida por el coche eléctrico, junto con la admiración hacia Tesla, empresa que está en su punto de mira, no sólo por producto sino por procedimientos constructivos y concepción de sus nuevas fábricas, ‘escuece’ dentro del grupo y en la industria automotriz tradicional.

El último incendio en casa, aún sin apaciguar, surgió en una reunión del consejo de vigilancia el pasado mes de septiembre. En esa ocasión Herbert Diess participaba como invitado, pero en su discurso amenazó con 30.000 despidos entre los empleados alemanes de Volkswagen en caso de proseguir con lentitud en proceso de transición hacia la movilidad eléctrica.

Estas palabras amenazadoras pero realistas al mismo tiempo, podrían haber provocado cierto malestar en el consejo, fruto del agravios sufrido por los presentes, especialmente a los sindicalistas que, desde entonces, están en pie de guerra.

Compártelo: