Kymco planea traer a Europa su gama de motos eléctricas Ionex en 2022

Si nos vamos a la página web de Kymco en España, uno de los principales fabricantes del mercado nacional, no encontraremos ninguna moto eléctrica, sino e-bikes de asistencia al pedaleo. Eso no significa que Kymco no tenga motos eléctricas, de hecho las tiene, pero no las ha sacado del mercado asiático. Se trata de la gama Kymco Ionex, que está dando buen resultado en casa, en Taiwán.

Este fabricante ha presentado tanto motos 100% eléctricas de tipo scooter como con cambio de marchas, sirvan de ejemplos la Kymco F9, con cambio automático de dos relaciones, y el prototipo Kymco SuperNEX, una deportiva eléctrica que no renunca al cambio manual de seis marchas y maneta de embrague.

En el Salón de Milán (EICMA), además de tres novedades de la gama convencional (AK 550 ST, Xciting S 400 y Agility), se han presentado varias propuestas de motos eléctricas. La primera es una adaptación de Agility Carry en su versión AM, con un motor de 2 kW de potencia y un módulo de batería, con el que puede recorrer 50 kilómetros. Está pensada para el usuarios profesionales.

Kymco Agility Carry EV

En el nutrido segmento A1, donde se pueden conducir con el carné de coche a los tres años de experiencia, hay tres modelos, Super 6, Super 7 y Super 9. Tanto Super 6 como Super 7 pueden recorrer 100 kilómetros al incluir dos módulos de batería extraíbles, el primero tiene un motor de 6,4 kW/8,7 CV y el segundo 7,2 kW/9,8 CV. Las prestaciones no son su fuerte, pero en las motos eléctricas la potencia cunde más que en las monocilíndricas de gasolina.

Como tope de gama tenemos la Kymco Super 9, de orientación más deportiva, con un motor de 10 kW, rozando el límite de la categoría L3/A1, pudiendo alcanzar los 110 km/h, competitiva con las 125 cc más rápidas del segmento. Sus baterías de iones de litio integradas -no se pueden extraer- proporcionan una autonomía de 140 kg. El peso de la Super 9 es de 110 kg, también competitivo con rivales de gasolina.

Otros dos modelos, denominados I-One y I-One X complementan la propuesta de Kymco. Son scooters de plataforma plana y asiento bajo. En el caso de I-One, lleva un motor central de 3,6 kW y una autonomía de 52 km, mientras que I-One X recorre 60 km pero tiene un motor menos potente, de 2 kW, integrado en el cubo de la rueda trasera.

Kymco Super 7

La gama Ionex podrá empezar a llegar a Europa el año que viee, aunque deben darse unas condiciones previas. Allen Ko, presidente de Kymco, declaró desde un acto en China: «A medida que el impacto de la epidemia sobre la actividad comercial disminuya, el despliegue de los vehículos eléctricos Kymco se acelerará, esperamos que en 2022 dé sus frutos y podamos mostrar al mundo nuestra fortaleza».

Actualmente hay un contexto complicado por los coletazos de la pandemia de COVID-19. Es una tormenta perfecta en la que faltan materias primas y productos manufacturados como microchips, los precios de los contenedores marítimos se han disparado al reducirse la competencia, etc. Kymco no quiere que le pase lo mismo que en Taiwán, donde el competidor Gogoro está siendo todo un dolor de cabeza por su dominio del segmento.

La marca Ionex abarcará 10 modelos de tipo scooter en el plazo de tres años, los cuales acabarán llegando a 20 mercados internacionales, entre los cuales está España. Nuestro país es importante para Kymco, de hecho, algunos modelos de gasolina vienen de fábrica con especificaciones exclusivas para la clientela local. En su país natal estos scooters pueden recargarse en casa (baterías extraíbles) o participar en el programa de intercambio de baterías. Como Taiwán no es muy grande, geográficamente hablando tiene sentido esa modalidad.

En Taiwán, se puede solicitar un cambio de baterías en plena calle y sin que el dueño esté presente

En su mercado doméstico Kymco ofrece un servicio de intercambio de baterías tanto en estaciones fijas como un servicio bajo demanda, Ionex Recharge. Los abonados al mismo piden con una aplicación móvil que un operario cambia las baterías en la calle abriendo el sillín con llave especial, no necesitan estar allí. Este servicio es compatible con los S6, S7 y S7R, y sus dueños lo tienen gratuito, de momento.

Desde Kymco España nos trasladan su satisfacción por la decisión de la central de traer los modelos eléctricos al continente. Ahora bien, hasta que no amaine el temporal de producción y logística no tendremos más información. Más adelante conoceremos los detalles del «plan específico del vehículo eléctrico». Así, siendo optimistas, podríamos ver las primeras Kymco eléctricas en España en torno al verano.

Compártelo: