Luz verde para Giga Berlín, Tesla se prepara para invadir Europa desde Alemania

Medios europeos y estadounidenses dan por hecho que Tesla tendrá la luz verde de las autoridades alemanas, para arrancar oficialmente la producción del SUV eléctrico Model Y en breve. De esta forma se terminaría el ‘culebrón‘ que ha vivido la compañía de Palo Alto en su aventura europea.

Esta semana el medio Automobilwoche ha publicado que «Tesla comenzará la producción en serie en su Gigafábrica en Grünheide en diciembre. El inicio de la Gigafábrica se planeó originalmente para julio de 2021, pero se retrasó debido a la falta de permisos medioambientales. Ahora se espera que la aprobación de la Oficina Estatal de Medio Ambiente de Brandeburgo tenga lugar en los próximos días«.

De cumplirse estas predicciones, Tesla tendría luz verde para arrancar una de sus fábricas más importantes y demostrar, en el patio trasero de la clásica industria automotriz germana, de lo que es capaz.

Luz verde para el Model Y Made in Europe

Según el medio teutón, Tesla ya habría iniciado la producción de validación de la que han salido cinco unidades nuevas del Model Y, fabricadas íntegramente en Alemania, como ha reportado este medio.

Tesla tiene previsto fabricar 1.000 unidades semanalmente de su SUV eléctrico, mientras que en España se abren los regalos de los Reyes Magos y se desayuna el tradicional roscón con chocolate caliente.

Para mediados de año la Giga Berlín debería haber sido capaz de producir en torno a 30.000 vehículos, según avanza Bloomberg, antes de pisar a fondo el acelerador de sus líneas de producción.

La producción debería haber comenzado en julio de este mismo año, pero se ha retrasó debido a que la compañía no había recibido autorización final. Se espera que los reguladores locales de la Oficina de Medio Ambiente de Brandeburgo, otorguen los permisos necesarios en cuestión de días.

El no de Tesla a las ayudas europeas

La noticia de la aprobación de los permisos llega al mismo tiempo que el tuit de Elon Musk donde explica por qué la compañía de Palo Alto ha decidido renunciar a las ayudas europeas, por valor de 1.140 millones de euros, para levantar su fábrica de baterías en Alemania.

En este tuit del sábado 27, Elon Musk explicó cómo había aprendido la lección sobre el impacto de las ayudas estatales, hace ya 10 años. Por aquel entonces, Tesla recibió una ayuda pública en forma de préstamo del Departamento de Energía de los Estados Unidos de América, por valor de 465 millones de dólares. 

La cantidad fue devuelta antes de tiempo, a pesar de la penalización por cancelar la deuda, porque los términos de la ayuda terminaron por ser muy «onerosos» para la compañía, puesto que excedieron el valor del dinero recibido inicialmente.

Compártelo: