NIO instala su primera estación de intercambio de baterías en Europa

NIO es, junto con XPeng, uno de los pocos fabricantes chinos de reciente creación capaces de rivalizar con Tesla. La compañía, que goza de un saludable éxito en su país natal, recientemente comenzó a vender en Noruega el SUV eléctrico eS8. El año que viene su alineación se reforzará con la llegada de la berlina eT7; además, también se expandirá a otros mercados como Alemania.

Uno de los rasgos diferenciales de NIO es que, mientras que la mayoría de sus rivales han optado por invertir en el desarrollo de infraestructura de carga (algunas marcas como Tesla incluso han creado su propia red, los Supercargadores), la marca china ha apostado por las estaciones de intercambio de baterías, una tecnología que ya exploraron en el pasado empresas como Renault o la propia Tesla.

Actualmente, NIO ya ha construido más de 600 estaciones en China, habiendo completado un total de 4 millones de intercambios hasta septiembre de 2021. La compañía aspira a tener una red de 4.000 estaciones operativas para finales de 2025, incluyendo 1.000 estaciones fuera de su país de origen. Aparentemente, la mayoría de ellas se situarían en Europa.

De hecho, NIO ya ha instalado su primera estación de intercambio de baterías en Noruega. «¡NIO está lista! Primera estación de intercambio de baterías en Europa. Solo [faltan] unas pocas semanas. Cambiamos las reglas del juego para la infraestructura de carga. ¡Noruega primero! Alemania pronto. Recargas completas en minutos. ¡Aquí estamos!».

El 92% de los clientes de NIO en Noruega optan por el alquiler de baterías

Actualmente, la mayoría de clientes de NIO en Noruega (92%) optan por el servicio «Battery as a Service» (BaaS); es decir, compran el automóvil sin batería y pagan una suscripción mensual por utilizarla y poder acceder a la red de estaciones de intercambio. La modalidad de ofrecer las baterías en alquiler es, de nuevo, una vieja conocida, pues durante años Renault apostó con fuerza por esta estrategia en su gama Z.E.

Para finales de 2022, NIO estima que contará con unas 20 estaciones de intercambio de baterías operativas en Noruega, cubriendo las cinco ciudades más grandes del país y las carreteras principales. Es de esperar que, en paralelo a su expansión europea, la firma continúe construyendo estaciones en aquellos países en los que tenga presencia comercial.

A mediados de año, la empresa presentó la Power Swap Station 2.0, que puede llevar a cabo hasta 312 intercambios cada 24 horas, a un promedio de 277 segundos (4,6 minutos) por intercambio (incluyendo el proceso de estacionamiento). Esta estación cuenta con 14 espacios para baterías (13 packs y una ranura vacía para las baterías descargadas).

Relacionadas | La gama eléctrica ID. de Volkswagen supera en China las ventas de NIO y XPeng

Compártelo: