El nuevo Peugeot e-208 se fabricará en España junto con el Opel Corsa-e

El Peugeot 208 es un auténtico bestseller a nivel europeo, algo a lo que ha contribuido su versión eléctrica, que se ha coronado como uno de los vehículos de su tipo más vendidos del viejo continente (entre enero y octubre de 2021 se han entregado 33.250 unidades, colocándose como el octavo coche eléctrico más vendido del mercado).

A pesar de este rotundo éxito, Peugeot no se quiere dormir en los laureles, motivo por el que ya está preparando un importante restyling cuyo lanzamiento está previsto para el año 2023. Esta actualización no será un simple retoque estético, pues se esperan importantes novedades en apartados como el equipamiento o los sistemas de propulsión.

El diseño del Peugeot e-208 se adaptará al nuevo lenguaje estilístico de la firma del león. Tras la salida de Guilles Vidal, antiguo responsable de diseño de la marca, Carlos Tavares (director ejecutivo del grupo Stellantis) ha pedido a su sucesor, Mathias Hossann, que modifique todos los proyectos de 2023 en adelante.

Debido a ello, el e-208 incorporará más cambios estéticos de los previstos inicialmente. Para empezar, su firma lumínica en forma de doble colmillo será sustituida por seis garras (tres a cada lado), siguiendo el esquema ya visto en el 9X8 de competición. También adoptará el nuevo logotipo corporativo de la marca, inspirado en la insignia que lucían los Peugeot en los años 60.

El nuevo Peugeot e-208 será más potente y tendrá más autonomía

La trasera recibirá cambios más sutiles, mientras que en el habitáculo la mayor novedad será el sistema multimedia de nueva generación, el cual heredará del 308. Las ayudas a la conducción también se actualizarán, lo que permitirá al francés situarse como una de las propuestas más tecnológicas del segmento B europeo.

El propulsor Continental de 136 CV (100 kW) dejará paso a otro de 143 CV (105 kW) fabricado en Trémery (Francia) por Emotors, la empresa conjunta entre Stellantis y Nidec. En un principio, esta unidad será más eficiente que la empleada en la actualidad. Las baterías continuarán empleando celdas de origen CATL, si bien se apostará por una química más evolucionada, ofreciendo con ello una capacidad superior (y con ello una autonomía más amplia).

Aunque inicialmente estaba previsto el desarrollo de otras dos versiones (una menos potente y otra más deportiva denominada PSE), finalmente su lanzamiento ha sido cancelado. Otra importante novedad será el cambio de centro productivo: aunque actualmente todos los Peugeot 208 se ensamblan en Trnava (Eslovaquia), a partir de 2023 los modelos térmicos se harán en Kénitra (Marruecos), mientras que los eléctricos pasarán a fabricarse en Figueruelas (España), donde ya se produce su mellizo, el Opel Corsa-e.

Fuente | L’Argus

Relacionadas | Stellantis cancela los Citroën ë-C2 Aircross y Peugeot e-1008, sus futuros SUV eléctricos de acceso

Compártelo: