Si la aviación sigue con su expansión, ¿cumplirá su compromiso de ser neutra en carbono?

¿Puede el sector de la aviación cumplir su promesa de neutralidad de carbono para 2050 mientras continúa expandiéndose? esta es la pregunta que muchas personas y especialistas del sector se están planteando, ante la expansión del sector aeronáutico.

Desde la organización sin ánimo de lucro y políticamente independiente, Transport & Evironment (T&E), se han planteado un interrogante respecto a la lucha contra la contaminación y el cambio climático.

En las próximas dos décadas, Airbus predice la necesidad de unos 39.000 nuevos aviones de pasajeros y carga. Sin embargo, la compañía afirma que las mejoras continuas en la eficiencia de la flota, los combustibles sostenibles y las tecnologías de propulsión harán posible el objetivo cero neto del sector para 2050.

Crecimiento y ¿reducción de emisiones?

El progreso en estas medidas hasta ahora es lento, lo que, según T&E, pone en duda la capacidad de la industria para alcanzar sus objetivos de cero emisiones a mediados de década.

Las promesas recientes hechas en la COP no ofrecen garantías.Confiar en la OACI y su esquema de compensación de carbono para lograr cero neto a largo plazo, será solo otra distracción de las medidas reales para limpiar el vuelo a corto plazo, advierten desde la organización.

Confiar demasiado en la tecnología de Combustibles de Aviación Sostenibles (SAF) y cero emisiones, que aún no se han desplegado también podría resultar perjudicial, dado que su despliegue a gran escala está a muchos años de distancia.

Andrew Murphy, director de aviación de T&E, opina al respecto que «tardará años en aumentar la producción de SAF e incluso más tiempo desarrollar tecnología de propulsión sin emisiones. En este momento, volar menos es la forma más efectiva de reducir las emisiones de la aviación«.

En 2010, la IATA, la asociación comercial de las aerolíneas a nivel mundial, se comprometió a utilizar un 10% de combustibles de aviación sostenibles (SAF) para 2017. 

Doce años después, se espera que las emisiones del sector se tripliquen para 2050 y se estima que el uso actual de FAS en la UE es solo el 0,05% del consumo total de combustible para aviones.

Soluciones no inmediatas

Del mismo modo, los planes para la tecnología de cero emisiones no ofrecen una solución inmediata para reducir las emisiones de la aviación, con al menos 10 años aún necesarios para ampliarla. Desde  Transport & Evironment quieren dejar claro que el sector no tiene 10 años para encontrar una solución.

«Volar es una gran manera de conectar Europa y el mundo. Pero debido a que la industria y los reguladores se han demorado en la descarbonización del sector, volar menos es la medida más efectiva para reducir las emisiones hasta que se desplieguen nuevas tecnologías a escala«, aclara Andrew Murphy.

Como era de esperar, volar menos no es parte de la visión neta cero de la industria aérea. La IATA estima que el tráfico aéreo crecerá un 3 por ciento anual entre 2019 y 2050.

Esto, a pesar de las investigaciones que demuestran que el crecimiento de la aviación es incompatible con un objetivo neto cero a mediados de la década.

«El objetivo de la AIATA no es realista. No porque las FAE no sean realistas, o por las cifras, sino porque en ninguna parte de sus pronósticos están aceptando que la aviación no debería crecer tanto como se predice«, concluye Murphy.

Compártelo: