Si no te gusta el volante yoke del Tesla Model S Plaid, he aquí cómo poner uno normal

Algunos modelos de Tesla vienen con el volante futurista tipo yoke o de aviación, ese que tanto nos recuerda al volante de KITT en «El coche fantástico». Sin embargo, dista de ser muy práctico con una desmultiplicación de dirección 14:1 en términos de ergonomía, y los controles hápticos no son del gusto de todo el mundo. Y Tesla no ofrece una alternativa actualmente.

¿Solución? De momento falta un producto comercial de terceros que lo solucione en pocos pasos, así que mientras tanto hay que tirar de ingenio o do it yourself. Uno de los primeros propietarios del Model S Plaid, Ryan Huber, que tras intentarlo no se ha conseguido acostumbrar, acabó diseñando una solución para colocar en lugar del yoke el volante de un Model 3/Y.

Se trata de un «brico» muy asequible en términos de dificultad y que no realiza ningún cambio permanente en el coche, por lo que es totalmente reversible e inofensivo -si las cosas se hacen bien-. No se va a lucrar con ello, ha publicado en la plataforma GitHub todo lo necesario para hacer el «brico», fundamentalmente piezas de electrónica sencilla para transformar las señales del volante del Model 3/Y en otras que el Model S Plaid acepte como propias.

Por un lado hay que realizar un poco de conexionado usando conectores SCCM y MCON, y también hace falta un módulo combinado Carloop y Particle Photon para introducir un firmware personalizado para comunicación por el puerto de diagnóstico. De momento no está totalmente funcional la palanca derecha, pero sí funciona la izquierda (luces largas, limpiaparabrisas e intermitentes).

Para los legos en electrónica todo esto suena a chino comanche, pero con unas pequeñas nociones no es algo tan complicado. Es un paso previo a una solución plug&play para reemplazar el volante de nueva factura. La alternativa es acostumbrarse al mismo, pues tiene una curva de aprendizaje más complicada que el volante redondo, y resignarse a que maniobrar y conducir a baja velocidad es algo más complicado.

Tesla valora la posibilidad de que el radio de giro del yoke sea variable en función de la velocidad, pero no es sencillo y faltan años para eso. El rechazo al yoke no solo lo tendrá Tesla, Toyota también ha mostrado el volante del nuevo bZ4X y es del mismo tipo, con la importante salvedad de que será una opción para el que no le guste. En cuanto al radio de giro, Toyota emplea un sistema de desmultiplicación variable con dirección eléctrica by-wire.

Compártelo: