Stellantis cancela los Citroën ë-C2 Aircross y Peugeot e-1008, sus futuros SUV eléctricos de acceso

Debido a la crisis en el suministro de semiconductores que actualmente azota al sector, muchos fabricantes están viéndose obligados a reformular sus estrategias de producto. Uno de los grupos que más cambios ha anunciado hasta el momento ha sido Stellantis, que recientemente confirmó la cancelación del Peugeot e-208 PSE, así como una demora en el lanzamiento de los Alfa Romeo Tonale y Maserati Grecale.

Sin embargo, la escasez de chips no es el único problema al que se enfrenta el sobredimensionado grupo Stellantis, que aspira a mejorar su rentabilidad a través de una drástica reducción de costes. Por este motivo, Carlos Tavares, director ejecutivo de la compañía, ha cancelado el desarrollo de los proyectos CJ4 (Citroën) y P44 (Peugeot).

Estos proyectos iban a dar lugar a dos SUV urbanos de tamaño similar (4,15 metros de largo) situados un peldaño por debajo del futuro C3 Aircross (que crecerá hasta los 4,30 metros en su próxima generación) y del Peugeot 2008. En un principio, sus denominaciones comerciales habrían sido Citroën C2 Aircross y Peugeot 1008.

Estos modelos iban a asentarse sobre la plataforma modular CMP en su especificación «low-cost», pues iban a venderse tanto en Europa como en algunos mercados emergentes (India, Sudamérica…). Aunque en las regiones en vías de desarrollo ambos se ofrecerían con motores de combustión interna, en el viejo continente solo iban a estar disponibles como eléctricos puros (ë-C2 Aircross y e-1008).

FIAT ha asumido el papel de líder técnico de Stellantis en Sudamérica

Ambos iban a emplear un motor eléctrico de 95 CV (70 kW) de origen Nidec/PSA, así como una batería de 37 kWh de capacidad con celdas SVOLT. Por lo tanto, estaban destinados a convertirse en dos de los modelos eléctricos más asequibles del grupo Stellantis, rivalizando contra los futuros Renault 4EVer y Volkswagen ID.2.

El proyecto, que fue cancelado el pasado mes de octubre, estaba siendo liderado desde mayo de 2019 por Bernard Hesse, padre del actual Peugeot 508. Ahora, Hesse se ha hecho cargo del proyecto UV5, que dará lugar a un SUV compacto de la marca FIAT. ¿Qué motivos han llevado a Stellantis a cancelar estos prometedores modelos?

El principal, su baja rentabilidad: la parte europea del proyecto iba a ofrecer, aparentemente, un margen insuficiente como para resultar atractiva. Además, el lanzamiento de un modelo tan básico por parte de Peugeot chocaría con la filosofía aspiracional de la marca, pues actualmente los vehículos de «nivel de entrada» son responsabilidad de Citroën y FIAT. Además, la firma italiana ha asumido el papel de líder técnico del grupo en Sudamérica, imponiendo por lo tanto sus propias elecciones.

Fuente | Byri

Relacionadas | Lancia Aurelia: la respuesta de Stellantis al Tesla Model Y tendrá sabor italiano

Compártelo: