Un centenar de Toyota Mirai a hidrógeno trabajarán como taxis en Copenhague

Dinamarca se marcó como objetivo que en 2025 ya no se conceda licencia a ningún taxi con emisiones de carbono, y que todos los que habrá en 2030 en servicio serán eléctricos o de pila de combustible de hidrógeno. Es más, con tal de favorecer la transición, se les asignó cuotas en la emisión de licencias y serán los primeros en las colas de taxis de estaciones de tren, aeropuertos y otros nodos de transporte.

Con semejante clima favorable, el operador de taxis danés DRIVR llegó a un acuerdo con Toyota, por el cual el fabricante japonés ha puesto a su disposición 100 Mirai para trabajar como taxis en la zona de Copenhague. No necesariamente son todos nuevos, ya que hay unos cuantos Mirai de la primera generación y hace meses que dejaron de fabricarse. No ha trascendido si DRIVR paga un leasing por los coches, o si Toyota se los cede «de gratis», o si los han comprado.

Esta flota ya produce de facto una necesidad de mejorar la infraestructura de repostaje de hidrógeno, porque los coches de los taxistas necesitan «beber» a menudo, y una de las cacareadas ventajas del hidrógeno es que puede repostarse en minutos y tener autonomía completa, a diferencia de las alternativas eléctricas. Una hidrogenera necesita un tiempo entre repostar un coche y otro, a diferencia de un surtidor de zumo de dinosaurio o un cargador eléctrico.

Aunque en Dinamarca los coches de pila de combustible de hidrógeno no tienen ayudas, tienen una fiscalidad aún más favorable que la de los coches eléctricos. Tal y como podemos ver en el Observatorio de Combustibles Alternativos de la Unión Europea, están bonificados al 100% en el impuesto de matriculación hasta fin de año -los eléctricos no-, y tienen 670 euros de bonificación en tasas de aparcamiento -en la práctica, aparcan gratis-.

De acuerdo al portal estadístico oficial de Dinamarca, durante todo 2021 (enero-octubre) se han matriculado 70 turismos de hidrógeno. Aunque el comunicado de prensa es de esta semana, la entrega de los coches se produjo el día 5, a principios de mes. La gran mayoría de las placas son consecutivas en su numeración, sugiriendo que se han matriculado casi todos en noviembre. Sin contar los datos de 2021, en Dinamarca se han matriculado 142 turismos de hidrógeno. Seguramente varias unidades sean originarias de otros países europeos salvo el Reino Unido e Irlanda.

Para Toyota, el sector del taxi es fundamental para ir creando una infraestructura de repostaje de hidrógeno para vehículos aptos para ser vendidos para sus clientes. Por ejemplo, la compañía está entre las empresas que apoyan la iniciativa de la Federación Profesional del Taxi de Madrid para empezar a funcionar con taxis de pila de combustible de hidrógeno. Sin ellos no tiene sentido comenzar las ventas a particulares.

Compártelo: