Volkswagen ID.5: un SUV coupé eléctrico con hasta 520 kilómetros de autonomía

Tras una larga espera, Volkswagen ha presentado el nuevo ID.5, la versión «coupé» del ID.4. Este SUV deportivo se diferencia de su hermano principalmente por su estética: aunque del pilar B hacia delante son prácticamente idénticos, el recién llegado cuenta con una caída del techo más pronunciada (algo que le resta 1,2 centímetros de altura en la segunda fila de asientos), una luna trasera más tendida y un spoiler rematando el portón, lo que le da un aspecto más dinámico. Este diseño redunda en una mejor aerodinámica (Cx de 0,26).

El Volkswagen ID.5 mide 4.599 milímetros de largo, 1.852 milímetros de ancho y 1.613 milímetros de alto. Su batalla es de 2.766 milímetros, mientras que el maletero cubica 549 litros. Al igual que el resto de integrantes de la familia eléctrica ID, el nuevo modelo se asienta sobre la moderna plataforma modular MEB, una arquitectura diseñada específicamente para vehículos eléctricos.

En el habitáculo, desprovisto de materiales de origen animal, se repite el esquema minimalista visto en los ID.3 e ID.4. Así, la instrumentación está compuesta por una pequeña pantalla de 5,3 pulgadas anclada a la columna de dirección, si bien se podrá complementar con un Head-up Display con realidad aumentada. El centro neurálgico del coche será un sistema de infoentretenimiento asociado a una pantalla táctil en formato horizontal de 12 pulgadas.

Este sistema dispondrá de control por voz, contará con actualizaciones OTA y será compatible con Android Auto y Apple CarPlay. Por otro lado, Volkswagen también ofrecerá la app We Connect ID, a través de la cual los usuarios podrán controlar de forma remota aspectos como el porcentaje de batería restante, la autonomía disponible, el proceso de carga o el climatizador.

El Volkswagen ID.5 GTX tendrá 299 CV

Inicialmente, el ID.5 estará disponible en tres versiones: Pro, Pro Performance y GTX. Todos los modelos emplearán un pack de baterías de 77 kWh de capacidad con 12 módulos de 24 celdas cada uno, si bien diferirán en su configuración mecánica: los dos primeros serán tracción trasera (contarán con un único motor en el eje trasero), mientras que el GTX tendrá tracción total (añadirá una segunda unidad propulsora en el eje delantero).

El ID.5 Pro tendrá 174 CV (128 kW) de potencia y 310 Nm de par, lo que le permitirá hacer el 0 a 100 km/h en 10,4 segundos. El ID.5 Pro Performance por su parte rendirá 204 CV (150 kW) y 310 Nm, rebajando el crono a 8,4 segundos. La velocidad punta en ambos casos estará limitada a 160 km/h, mientras que la autonomía se situará en 520 km WLTP.

La combinación de los dos motores del ID.5 GTX erogará 299 CV (220 kW) y 460 Nm. En este caso, el 0 a 100 km/h se rebajará a 6,3 segundos, mientras que la velocidad punta aumentará hasta los 180 km/h. La autonomía por su parte será ligeramente inferior a la homologada por los otros dos integrantes de la gama: 480 km WLTP. Esta versión podrá remolcar hasta 1.400 kg (1.200 kg en los modelos de tracción trasera).

En cuanto a la carga, el Volkswagen ID.5 podrá acceder a potencias máximas de 11 kW en corriente alterna, mientras que en corriente continua llegará a los 135 kW (el Volkswagen ID.4 está limitado a 125 kW). El sistema de carga, bidireccional, permitirá recuperar en media hora entre 320 km WLTP (GTX) y 390 km WLTP (Pro y Pro Performance).

El Volkswagen ID.5 se producirá en la planta alemana de Zwickau, de cuyas líneas ya salen los Audi Q4 e-tron y Q4 Sportback e-tron, CUPRA Born y Volkswagen ID.3 e ID.4. Su lanzamiento comercial tendrá lugar en primavera de 2022, aunque los libros de reservas se abrirán a finales de este mismo año.

Relacionadas | El Grupo Volkswagen trabaja en la recarga inalámbrica ultrarrápida por inducción

Compártelo: