El Volvo C40 Recharge ya es un éxito comercial

A principios del pasado mes de octubre comenzó la producción del primer coche de Volvo comercializado exclusivamente como eléctrico, el C40 Recharge. Este SUV compacto es una suerte de variante «coupé» del XC40 Recharge, con el que comparte plataforma (CMA) y órganos mecánicos. Ambos se fabrican en la factoría que tiene la firma sueca en Gante (Bélgica).

Actualmente, la planta se encuentra en plena transformación: de cara al año 2022, Volvo aspira a que el 60% de los vehículos que se fabriquen en las instalaciones sean eléctricos, motivo por el que está ampliando su capacidad de producción. Los responsables de la compañía estiman que entre octubre y diciembre de 2021 se ensamblarán unas 6.000/7.000 unidades del recién llegado, que ya está siendo todo un éxito comercial.

De hecho, el todocamino ya está agotado para lo que queda de 2021, pues los pedidos actuales no se satisfarán hasta febrero de 2022. Esto pone de manifiesto la creciente demanda de vehículos cero emisiones en el mercado europeo, lo que respalda la visión de Volvo de transformarse en una marca 100% eléctrica para finales de la década.

Al contrario que el XC40 Recharge, el C40 Recharge por el momento solo está disponible en su versión más prestacional y capaz, conocida como Recharge Twin Motor. Este modelo emplea dos motores eléctricos (uno en cada eje, por lo que tiene tracción total) capaces de entregar una potencia máxima combinada de 408 CV y un par de 660 Nm.

El C40 Recharge es el segundo coche eléctrico de Volvo

El modelo puede hacer el 0 a 100 km/h en 4,7 segundos, alcanzando una velocidad punta de 180 km/h segundos. Su pack de baterías de 78 kWh le permite homologar una autonomía máxima de 441 km bajo el ciclo europeo WLTP. En cuanto a la carga, es capaz de aceptar potencias de hasta 150 kW en corriente continua, tardando unos 40 minutos en recuperar el 80% de su alcance.

Actualmente, el Volvo C40 Recharge parte en nuestro país de los 54.167 euros; sin embargo, no hay que perder de vista que, como hemos indicado antes, por el momento solo se comercializa en su variante más potente. Es de esperar que más adelante la gama se complete con la llegada de una versión Recharge Single Motor, la cual debería heredar la configuración ya vista en el XC40 Recharge homónimo (motor de 231 CV y 330 Nm acoplado al eje delantero, baterías de 69 kWh, etc). Tampoco se descarta el hipotético lanzamiento de una versión de gran autonomía resultado de combinar el motor de 231 CV con la batería de 78 kWh.

Fuente | Automotive News Europe

Relacionadas | Se filtra el restyling del Volvo XC40 Recharge, que recibe una estética actualizada

Compártelo: