ABS otorga a Alfa Laval el primer permiso para el empleo de metanol en calderas

El metanol, un combustible que a temperatura ambiente se encuentra en estado líquido, podría suponer el siguiente paso para descarbonizar el transporte marítimo. Y esto se debe a que el metanol, si se genera con fuentes de origen «verde», posee una huella de carbono neutra.

Aunque el metanol ya se encuentra presente en numerosos navíos, su uso se ha limitado principalmente a la alimentación de los motores principales. Sin embargo, el uso del metanol podría extenderse también a las calderas. Lars Skytte Jørgensen, vicepresidente de desarrollo tecnológico de Alfa Laval, afirma que la compañía tiene puesta la vista en el impacto general que el metanol puede tener a bordo.

«La elección más natural para las calderas es alimentarlas con el combustible principal del barco, pero las características propias del metanol y su bajo punto de encendido hacen que un nuevo sistema de alimentación y de quemado de combustible deba ser implementado para las calderas. Fue un reto para nosotros desarrollar este enfoque, y estamos orgullosos de que ABS lo haya validado». 

Alfa Laval ha estado ensayando la operación de calderas con metanol desde principios de 2021, en su centro de formación y pruebas. Las pruebas se han realizado utilizando un quemador MultiFlame de atomización a presión en una caldera Alfa Laval Aalborg OS-TCi, mostrada en la imagen inferior. Para los ensayos, también se ha utilizado una unidad MVU (Methanol Valve Unit), diseñada por Alfa Laval para cumplir con los requisitos de clase establecidos por ABS.

Los resultados iniciales, obtenidos tanto con metanol puro como con una mezcla de metanol y agua, mostraron lo esperado: el metanol prende con facilidad y genera muy bajas emisiones. Por lo tanto, a pesar de tener un poder calorífico inferior al petróleo o al gas, el estudio se centró en cómo generar la misma cantidad de vapor en una misma caldera usando metanol en vez de combustibles tradicionales. Tras una serie de modificaciones, se alcanzó dicho objetivo.

Aumentar la eficiencia de las calderas será el siguiente paso

Con el AIP (Approval in Principle) en la mano, el siguiente paso para Alfa Laval será una instalación piloto en un barco de alta mar. Los resultados de estos ensayos serán cruciales para afinar el diseño de la caldera de metanol, antes de pasar a una fase comercial.

Mientras tanto, Alfa Laval estudia como compensar la menor densidad energética y el precio más elevado del metanol. El empleo de un microeconomizador Alfa Laval Aalborg junto con el OS-TCi podría ser clave en este aspecto. Al absorber el calor residual de los gases de escape de la caldera, el Aalborg Micro recuperaría energía térmica y reduciría el consumo de combustible de la caldera en, aproximadamente, un 10%.

«El empleo de metanol requerirá muchos cambios a bordo, especialmente en lo que respecta a la gestión de la energía,» dice Jørgensen. «Junto con otras soluciones de Alfa Laval en desarrollo, ayudará a las embarcaciones a satisfacer las necesidades energéticas mientras se minimiza el metanol consumido.»

Relacionadas | Esta empresa quiere crear combustible para coches, aviones y barcos a partir del aire y capturando CO2

Fuente | Alfa Laval

Compártelo: