Al sistema FSD de Tesla le sigue sobrando la «F», tiene que mejorar bastante la versión 10.x

La conducción autónoma parece tan cerca que la rozamos con los dedos, pero la realidad es que los fabricantes más punteros tienen sus sistemas actuales con capacidades semiautónomas y tienen un desempeño correcto en un abanico de situaciones reducido. Mercedes-Benz tiene una homologación internacional de nivel 3, Honda la tiene solo en Japón, y Tesla sigue encallada en un nivel 2. Y los nivel 3 son solo en atascos en autopistas.

Y estamos hablando de FSD, es decir, «Full Self-Driving», siendo la traducción correcta «totalmente autónomo», cuando la realidad es muy diferente. La «F» sobra. Tesla FSD sigue evolucionando en su beta 10 con la colaboración de los conductores de Tesla con las puntuaciones de seguridad más alta, que voluntariamente colaboran y si ya han pagado por adelantado los sensores del sistema.

Según SAE, Nivel 2 significa que el conductor tiene que estar atento todo el rato (manos libres), y nivel 3 que puede estar sin mirar la carretera (ojos y manos libres) pero solo en situaciones reglamentadas

Si bien en determinadas situaciones el sistema FSD funciona aparentemente bien, los conductores deben estar atentos en cualquier momento a un cambio de carril imprevisto, que el coche se intente meter por un carril bici o las vías de un tranvía, e incluso invadir el carril contrario cuando viene otro vehículo de frente. A continuación, un ejemplo:

En el propio tuit se indica que es un extracto de un vídeo de un tercero por si acaba desapareciendo el original; de hecho, ha desaparecido. El conductor se llevó un buen susto al ver cómo su coche iba a comerse al que venía de frente (y le pidió que tomase el volante), pero se le fue la mano con la corrección y acabó saliéndose de la carretera. Esto no es aceptable, pero bueno, nadie le obligó y solo estropeó su coche, no hubo heridos.

La casuística a la que el sistema FSD tiene que hacer frente es enorme, y el sistema a veces interpreta de forma errónea el mundo que le rodea y toma acciones equivocadas. Y sigue habiendo gente que minusvalora los riesgos de formas muy rocambolescas. De todas formas, aunque llegue un día que FSD sea realmente FSD, y otros sistemas análogos estén preparados… habrá que preguntarse si están los peatones, ciclistas, otros conductores o las mismas infraestructuras preparadas.

En el caso de Tesla me temo que FSD va a seguir siendo beta durante varios meses, puede que más de un año o de dos, hasta que la probabilidad de que el coche haga algo absurdo sea prácticamente cero. Y si no fuera por este goteo de vídeos, lo cierto es que no estaríamos muy bien informados sobre el estado de la técnica. De momento los datos son datos y arrojan una siniestralidad real anecdótica, y que siga siéndolo.

Compártelo: