Así funciona el sistema de actualización de batería de NIO. De 70/75 kWh a 100 kWh, con un alquiler o al contado

Los usuarios de coches eléctricos, si hacen bien las cuentas, adquieren aquellos modelos que pueden colmar la mayoría de sus necesidades, mediante un equilibrio entre el coste de adquisición y de autonomía (cuando eso es posible). Sin embargo, puntualmente se puede desear una mayor autonomía, y NIO encontró una solución para ello en el mercado chino.

Aquellos clientes que adquirieron un NIO con los packs de baterías de 70 o 75 kWh lo hicieron en propiedad o con un alquiler mensual. NIO les ofrece la posibilidad de mejorar la capacidad de 70/75 a 100 kWh de forma permanente, pagando la diferencia, o de forma temporal, alquilando un pack de 100 kWh y luego recuperando su capacidad original.

Y aquí entra en juego el sistema de intercambio de baterías en estaciones automatizadas de NIO, uno de los pocos fabricantes de vehículos de tipo turismo que cree en esta modalidad. El alquiler de baterías de 70/75 kWh supone 980 yuanes al mes, el equivalente a 137 euros. El paso al pack de 100 kWh implica un incremento de la cuota mensual en 500 yuanes, es decir, 70 euros, por lo que la cuota se queda en unos 200 euros y pico al cambio.

Si solo se necesitan las baterías de 100 kWh durante un corto espacio de tiempo, se factura a razón de 880 yuanes/123 euros al mes. El mismo coste tendría la capacidad extra temporal para los que compraron packs de 70 o 75 kWh, y una vez que se devuelve el pack de alquiler no hay que pagar más. ¿Y la diferencia al contado, para quedarse con el pack de 100 kWh? Sale a 58.000 yuanes, 8.100 euros al cambio.

De esta forma, el usuario de un NIO ES8 pasaría a tener una autonomía de 375 km con el pack de 75 kWh a 500 km con el pack de 100 kWh, por lo que puede compensar para realizar algún viaje de largo recorrido para ver a unos familiar o evadirse de las megaciudades de la costa del país asiático. NIO dispone actualmente de más de 680 estaciones de intercambio de baterías en China.

El único país europeo donde NIO tiene presencia, Noruega, de momento no ofrece esta posibilidad, pero se contempla como algo a futuro dentro de su sistema BaaS (baterías como servicio, enlace en noruego). No aparece en el sitio web alemán -mercado donde NIO estará en un año- ni en el internacional en inglés.

En un país como el nuestro puede tener sentido por la comodidad de, cuando vengan las vacaciones, disponer de un pack de mayor autonomía y depender menos de los cargadores rápidos que haya en ruta. Y tendrá mucho sentido en un escenario en el que, ante éxodos masivos por puentes o cierres/aperturas de quincena, se formen colas en los cargadores rápidos.

Compártelo: