El coche eléctrico revoluciona el segmento D-SUV europeo: los Ford Mustang Mach-E, Hyundai IONIQ 5, Skoda Enyaq iV y Volkswagen ID.4 entran en el top 10

Como ya vaticinamos el año pasado, el segmento D-SUV está siendo uno de los que más rápido se está electrificando del mercado europeo. Este fenómeno probablemente se deba a que, a día de hoy, esta categoría ofrece una relación de costes ideal para los fabricantes: los modelos que militan en este sector son lo suficientemente caros (y rentables) como para que las propuestas eléctricas no desentonen, pero lo suficientemente «asequibles» como para lograr un nivel de ventas lo bastante elevado para alcanzar las ansiadas economías de escala.

Además, no hay que olvidar que el segmento D-SUV es uno de los más internacionales del panorama, pues este tipo de modelos tienen buena aceptación en China, Estados Unidos y Europa, motivo por el que muchos fabricantes han decidido apostar por ellos para reducir costes, ya que pueden ofrecerse en todo el mundo sin demasiadas adaptaciones (sin ir más lejos, el Volkswagen ID.4 se vende en los tres principales mercados internacionales, mientras que el Volkswagen ID.3 ha sido desarrollado con Europa en mente).

Este conjunto de factores hacen que los D-SUV eléctricos sean una apuesta muy atractiva para las marcas, algo que queda demostrado con el enorme éxito que están logrando modelos como el Ford Mustang Mach-E, el Hyundai IONIQ 5, el Skoda Enyaq iV o el antes mencionado Volkswagen ID.4, cuyas ventas se han situado dentro del top 10 del segmento durante los diez primeros meses del año, desplazando fuera del mismo a los Hyundai Santa Fe (11º) y Nissan X-Trail (12º).

El auge de estos modelos ha supuesto la revitalización de la categoría, que entre enero y octubre de 2021 ha visto sus registros mejorar en un 41% respecto al año pasado, llegando a un total de 303.233 unidades vendidas. De hecho, los trenes motrices eléctricos se han vuelto los más populares del segmento D-SUV, pues con un 35% de cuota han superado a las motorizaciones diésel (32%), gasolina (22%), PHEV (9%) y HEV (2%).

Los coches eléctricos suponen el 35% de las ventas del segmento D-SUV

El cambio de un año a otro ha sido salvaje, pues en 2020 las propuestas diésel, gasolina y PHEV supusieron respectivamente el 57%, 33% y 10% de las ventas del segmento, frente al 0% de eléctricos y HEV. Además, esta situación podría ir a más a corto plazo, pues no debemos perder de vista la inminente llegada de nuevos modelos como el Nissan Ariya o el Toyota bZ4X, así como el inicio de la producción del Tesla Model Y en Alemania.

Otro factor que contribuirá al crecimiento exponencial de la categoría será la discontinuación de algunas berlinas del segmento D, que desaparecerán sin reemplazo. De acuerdo con las predicciones de los expertos, el deseo de las marcas de vender coches más grandes, caros y rentables impulsará esta categoría a unas ventas de 885.000 unidades anuales, muy por encima del mínimo de 256.789 unidades registrado en 2020.

ModeloVentas (10 primeros meses de 2021)Variación respecto a 2020
1Skoda Kodiaq49.596-13%
2Peugeot 500846.320+4%
3Volkswagen ID.441.754
4Skoda Enyaq iV32.531
5Volkswagen Tiguan Allspace24.408-1%
6SEAT Tarraco19.601+10%
7Ford Mustang Mach-E16.766
8KIA Sorento14.687+197%
9Hyundai IONIQ 512.561
10Mitsubishi Outlander12.391-56%

Fuente | Automotive News Europe

Relacionadas | El barrio madrileño de Villaverde albergará el mayor sandbox de Europa para testar vehículos de reparto autónomos

Compártelo: