Madrid activa el Protocolo Contaminación y penaliza al coche eléctrico limitando su velocidad máxima a 70 km/h

Los altos niveles de dióxido de nitrógeno de la capital de España y las desfavorables previsiones meteorológicas, han provocado que hoy jueves se active en Madrid el protocolo por alta contaminación. En consecuencia los automóviles, incluidos los eléctricos que no contaminan ni generan emisiones nocivas, tendrán limitada la velocidad máxima a 70 km/h en la M-30 y accesos a la villa.

A través de un tuit el área de Movilidad dirigida por Borja Carabante, recomienda a los madrileños y visitantes que cada día acuden por decenas de miles a la urbe que utilicen el transporte público.

Desde las seis de la madrugada se ha activado el Escenario 1 del protocolo, que obliga a los vehículos a limitar su velocidad máxima a 70 kilómetros por hora en la M-30 y en las vías de acceso en el interior de la M-40, en ambos sentidos.

Entra en acción el Protocolo Contaminación

El actual protocolo de actuación del Ayuntamiento de Madrid para episodios de alta contaminación por dióxido de nitrógeno está vigente desde el 10 de diciembre de 2018, definiendo tres niveles (preaviso, aviso y alerta).

PREAVISO: cuando en dos estaciones cualesquiera de una misma zona se superan los 180 μg/m3 durante dos horas consecutivas de forma simultánea o en tres estaciones cualesquiera de la red de vigilancia se superan los 180 μg/m3 durante tres horas consecutivas de forma simultánea.

AVISO: cuando en dos estaciones cualesquiera de una misma zona se superan los 200 μg/m3durante dos horas consecutivas de forma simultánea o en tres estaciones cualesquiera de la red de vigilancia se superan los 200 μg/m3 durante tres horas consecutivas de forma simultánea.

ALERTA: cuando en tres estaciones cualesquiera de una misma zona (o dos si se trata de la zona 4) se superan los 400 μg/m3 durante tres horas consecutivas de forma simultánea.

Niveles NO2 superados

Una vez superado alguno de los niveles establecidos en función de las concentraciones de dióxido de nitrógeno y si la previsión meteorológica es desfavorable en lo que a contaminación atmosférica se refiere (es decir, la atmósfera de la ciudad no permite una correcta ventilación debido a una situación de estabilidad), se considerará iniciado un episodio de contaminación.

Teniendo en cuenta los valores alcanzados así como la persistencia de las superaciones, el protocolo ha establecido cinco escenarios (del 1 al 5 o de alerta) para poner en marcha las diversas actuaciones (existiendo en todos ellos medidas informativas, de recomendación y de promoción del transporte público).

Según ha informado desde el Ayuntamiento de Madrid, la entrada en vigor de esta medida que no se aplicaba desde finales de enero pasado. Los altos niveles de NO2 detectados por las estaciones urbanas de contaminación y la previsión meteorológica desfavorable, han provocado la activación de esta medida.

La contaminación la paga el coche eléctrico

Esta medida perjudica al coche eléctrico al que se le obliga a reducir la velocidad máxima de circulación, pese a ser el único automóvil en circulación (junto con los anecdóticos de pila de combustible de hidrógeno) que no emite ningún gas, ni NOx durante su utilización.

Existen opiniones que critican este tipo de medidas puesto que representan una oportunidad perdida para promover la movilidad cero emisiones auténtica, si se permitiera circular a la velocidad máxima de una vía como la M-30 de Madrid (90 km/h), mientras se limita a 70 km/h el límite al resto de automóviles dotados de motores de combustión interna.

Fuente | Ayuntamiento de Madrid

Compártelo: