El ministro de Infraestructuras italiano responde a Tavares y resto de industria: «las cartas están echadas y no hay vuelta atrás» en la transición al coche eléctrico

Durante la 75ª conferencia sobre tráfico y circulación, celebrada en Roma y organizada por ACI, ha llegado una contundente respuesta por parte del ministro de Infraestructuras de la República Italina, Enrico Giovannini, que ha respondido a las críticas vertidas recientemente desde la industria tradicional automotriz, dejando claro que «no hay vuelta atrás» en la transición hacia una movilidad cero emisiones.

Durante el evento, el ministro defendió al coche eléctrico como garantes de «un ahorro de emisiones del 66%«, al tiempo que según Giovannini generan una «reducción casi completa de las partículas en suspensión en la ciudad«.

El ministro no se ha olvidado de mencionar otra de las aportaciones de la nueva movilidad limpia y libre de emisiones, que afecta a la economía y la renta de las familias de manera positiva, gracias a un «menor coste global de propiedad«, a pesar de los elevados precios que aún tienen los vehículos eléctricos.

Las cartas están echadas

Con la vista puesta en el objetivo fijado para el lejano 2050, el ministro italiano ha respondido a críticos con las medidas de los gobiernos y de la Unión Europea en materia de emisiones.

Esta semana Carlos Tavares, CEO de Stellantis, señalaba que la electrificación conllevará un incremento de costes del 50% que los fabricantes no pueden asumir, amenazando con un incremento de los precios de los automóviles e insinuando despidos masivos por parte de la industria.

Ante las amenazas de una industria que durante años se ha negado a avanzar en una transición hacia el coche eléctrico, que ahora ve como el tiempo corre en su contra, el ministro de Infraestructuras ha rebatido las voces más críticas.

Adaptarse o morir

«No se puede hacer en un día ni en diez años. El objetivo intermedio es 2030 y el objetivo posterior, que a su vez será inevitablemente intermedio, es el 2050. Pero cuanto antes lo hagamos y antes logremos posiciones de liderazgo en el mercado internacional”, ha señalado Enrico Giovannini.

El ministro añade que «en el momento en que un sector, me refiero al coche, ha tomado una decisión de este tipo, cuanto más intentamos resistir, más probable es que surja alguien más rápido y nos desplace por completo. Retrasar no es una ventaja, tampoco acelerar demasiado tampoco. El problema real es la velocidad óptima«.

Menos coches

La transición hacia la movilidad cero emisiones coincide con una lucha por erradicar el uso del automóvil privado, fruto de un aumento de las restricciones al tráfico y el estacionamiento en las grandes ciudades.

La tendencia actual que rigen en la mayoría de las urbes es la peatonalización de las calles y grades áreas, todo ello en detrimento del coche particular. Al respecto el ministro italiano señala que en el futuro debería haber «no sólo coches menos contaminantes, sino menos coches: sin este objetivo, corremos el riesgo de transformar todos los coches en coches no contaminantes, pero para quedarnos atascados en el tráfico como ahora. ¿Es eso lo que queremos? ”, plantea Giovannini.

El ministro ha querido lanzar a la audiencia del evento la idea de «repensar los tiempos de vida de las ciudades y por tanto los tiempos de vida y movimiento de personas, así como la asignación de trabajo, centros, etc.. Es una oportunidad extraordinaria para nuestras ciudades que tienen un tamaño óptimo para un estilo de vida radicalmente diferente«.

Fuente | ACI

Compártelo: