El Opel Vivaro-e a hidrógeno está listo para trabajar, ya está en producción

El pasado mayo se desveló la versión de pila de combustible de hidrógeno de Opel Vivaro-e, la furgoneta eléctrica de tamaño medio basada en plataforma eK0 de Stellantis. Se anunció el principio de la produción en serio este otoño, y así ha sido, pero por los pelos. Han empezado a salir unidades en serie de Russelsheim (Alemania) ayer mismo.

La primera unidad fabricada de Opel Vivaro-e HYDROGEN se va al fabricante de electrodomésticos Miele, una Vivaro-e Cargo de longitud estándar (M). Trabajará todos los días en la región Rin-Meno, una de las 11 zonas metropolitanas del país germano. Con una carga completa de hidrógeno puede recorrer 400 km según homologación WLTP, y en el caso de agotarse sus tanques, las baterías le dan 50 km de autonomía, y son recargables en caso de necesidad con enchufe.

En condiciones normales, las baterías se alimentan con una pila de combustible de 45 kW, que genera potencia de sobra para circular por autopista. Si hace falta más potencia, las baterías aportan lo que falta, con una capacidad de 10,5 kWh. Como ya os comentamos, permanece inalterada la capacidad de carga del Vivaro, ya que todos los componentes están por debajo del espacio de carga y en el vano motor.

Stellantis se apunta el tanto de ser el primer fabricante en poner vehículos comerciales de hidrógeno a trabajar en carretera. De todas formas, no es un modelo que esté siquiera anunciado en su página Web, por lo que podemos considerar que su disponibilidad es limitada, y que Opel irá seleccionando a los primeros clientes para arrendamiento (leasing) o su venta.

Las marcas Citroën y Peugeot también cuentan con versión de hidrógeno en la misma furgoneta

No es la primera vez que Opel tiene vehículos de hidrógeno, hace 20 años apareció el primer prototipo HydroGen de General Motors, pero nunca llegaró a producción en serie, tampoco sus sucesores. Esta vez la tecnología está más madura y Opel Vivaro-e HYDROGEN tiene tanques de 700 bares de presión. Si se llenasen a 350 bares la autonomía quedaría reducida a la mitad. El repostaje dura 3 minutos.

Para los no habituados a las pilas de combustible, deciros que el hidrógeno almacenado a alta presión produce en la pila de combustible electricidad y vapor de agua. La electricidad se va almacenando en las baterías, y de ahí a un motor eléctrico. La potencia de la pila de combustible está dimensionada por debajo del motor eléctrico, pero las baterías sí pueden alimentarlo «a tope», aunque durante un tiempo limitado.

Se producirán pocas unidades y no serán un éxito de ventas, pero por algún sitio hay que empezar. En España la infraestructura de hidrógeno es prácticamente inexistente, pero en Alemania es otra cosa.

Compártelo: