Estados Unidos planta cara a China con 13 nuevas fábricas de baterías

Poco a poco, en los Estados Unidos de América parecen despertar a la movilidad cero emisiones, y las oportunidades que esta representa. Al tiempo en la primera economía del mundo, toma consciencia de que la competitividad pasa por el coche eléctrico y las baterías que este necesita.

En los últimos 10 años, pocas fábricas de baterías han nacido en territorio estadounidense, pero esto parece que va a cambiar tras los anuncios de nuevas gigafábricas que deberían ver la luz en los próximos años.

De hecho, el Departamento de Energía de los Estados Unidos de América, ha enumerado recientemente los 13 proyectos que deberían ver la luz antes de 2026. Algunos ya se encuentran en una etapa avanzada de trabajo, mientras que otros aún en su fase inicial.

La industria tradicional despierta

La construcción de estas nuevas factorías servirá para cambiar la industria automotriz estadounidense para siempre, de otra forma esta podría exponerse a serios problemas de competitividad en las próximas décadas.

La administración estadounidense ha hecho público un listado donde informa al público de los proyectos que nacen por iniciativa de diferentes firmas nacionales, en ocasiones en combinación con socios extranjeros como SK Innovation o LG Energy Solution.

Las alianzas no son el único formato para lanzarse al mercado de la producción de baterías. En el listado existen también se incluyen iniciativas de empresas extranjeras como Toyota y Volkswagen.

Estados Unidos hace los deberes

La producción nacional estadounidense de baterías para el coche eléctrico, en 4 años, debería alcanzar los 300 GWh por año, todo ello sin tener en cuenta a Tesla.

La empresa con sede en Texas ya tienen instaladas 4 líneas de producción automatizadas para fabricar las celdas tipo 4680, que servirían para hacer realidad las baterías estructurales del Model Y y Cybertruck.

Tesla por si sola, cuenta la Gigafábrica Nevada que es en la actualidad la más grande de Norteamérica dedicada la producción de baterías y posiblemente del mundo.

Cuando la Giga Texas esté al 100% de producción, Tesla sería capaz de producir in situ, más de 100 GWh anualmente en baterías.

Por su parte los fabricantes tradicionales, como Toyota que construirá para 2025 un complejo llamado Megasite en Greensboro, Carolina del Norte, se ‘ponen las pilas’ para competir.

Por su parte Volkswagen hará lo mismo en Estados Unidos donde en 2022, en Chattanooga, Tennessee levantará su fábrica de baterías junto a las líneas de producción del ID.4.

Compártelo: