Moscú ya tiene 900 autobuses eléctricos funcionando y lo celebra por Navidad

La capital europea que tienen el mayor número de coches compartidos del continente hace tres años que se sumó a la movilidad eléctrica de masas, con la llegada de una nueva remesa de autobuses eléctricos realizados por el fabricante Kamaz. La megalópolis ha estado desde entonces mejorando sus emisiones y dependencia de los combustibles fósiles gracias a este avance. Ahora Moscú celebra la llegada del autobús número 900.

Moscú se aproxima a tener una flota de nada menos que 1.000 autobuses eléctricos en un futuro muy cercano. Durante el mes de diciembre, el medio de transporte colectivo y público eléctrico número 900 ha salido a las frías y heladas calles de Moscú, con la llegada de la Navidad.

El autobús eléctrico decorado con luces de neón funcionará en la ruta sur de la ciudad. El vehículo fue ensamblado en la innovadora planta ecológica SVARZ por KAMAZ, inaugurada en abril de este año.

Una ciudad europea que apuesta por las cero emisiones

Gracias a los bonos verdes la ciudad ya ha adquirido 300 vehículos con cargo a esos incentivos. Estas ayudas  financian proyectos para el desarrollo de infraestructura de transporte urbano, que ayudarán a reducir las emisiones de contaminantes y gases de efecto invernadero.

Según Maksim Liksutov, teniente de alcalde de Moscú para el transporte de Moscú: «Reemplazar un autobús por un autobús eléctrico reduce las emisiones a la atmósfera en 190-260 kg al año, y las emisiones de CO2 en un promedio de 60 toneladas al año. Esto significa que respiraremos aire aún más limpio en Moscú, es muy importante para la inmunidad de adultos y niños«.

A día de hoy, los autobuses eléctricos cubren 66 rutas en la ciudad moscovita, cubriendo una distancia de casi 800 kilómetros. Este año, los autobuses eléctricos han transportado a más de 77 millones de pasajeros.

Durante los tres años que llevan en servicio más de 150 millones de personas fueron transportadas por estos gigantes cero emisiones, que no temen a las duras condiciones invernales de la capital rusa.

En la actualidad y en paralelo al servicio público de transporte, Moscú está desarrollando activamente la infraestructura de tarificación para impulsar la movilidad eléctrica privada. Hoy en día, hay más de 150 estructuras de carga pública en la ciudad. Para finales de 2023, este número aumentará hasta 500 estaciones.

Un apuesta en firme

Según informó Liksutov: «Los autobuses eléctricos de Año Nuevo han estado operando en las calles de Moscú durante el cuarto invierno. Este año, el alcalde de Moscú hizo un regalo especial: junto con el metro decorado, los tranvías y los autobuses, el autobús eléctrico jubileo 900 también comenzará a funcionar. Este es el autobús eléctrico número 300 comprado con los fondos de los bonos verdes. El autobús eléctrico decorado de Año Nuevo operará en el sur de Moscú. En total, durante todo el período de operación, nuestros autobuses eléctricos han transportado a 150 millones de personas, más de 77 millones en 2021. El próximo año, también planeamos aumentar la cantidad de transporte ecológico en la ciudad. Esto, a su vez, ayudará a reducir la cantidad de emisiones nocivas y a mejorar significativamente la situación ambiental en Moscú».

Desde el Este de Europa se marca una lección que debe servir de ejemplo para que el resto de ciudades europeas, aumenten su implicación y aceleren la transformación de su red de transporte público en superficie hacia el autobús eléctrico.

Compártelo: