Ford Mustang Mach-E GT no puede seguir el ritmo de un Skoda Superb en autopista (vídeo)

El portaestandarte de la transición hacia la movilidad cero emisiones de Ford se llama Mustang Mach-E GT Performance Edition. Este hipervitaminado SUV eléctrico ha probado lo que es rodar en las famosas Autobahn germanas y enfrentarse a la dura realidad de la ausencia de los límites de velocidad.

Desde el canal AutoTopNL, han querido poner a prueba lo mejor y más prestaciones de la marca del poni de Ford. El Mach-E GT Performance Edition de 467 CV y 860 Nm de par.

Recientemente, este mismo modelo ha pasado por nuestras manos, con el que hemos recorrido 600 kilómetros con el Ford Mustang Mach-e GT, en una prueba de autonomía real.

Para probar las cualidades dinámicas de este potente SUV eléctrico, el YouTuber AutoTopNL llevó la versión europea del SUV, a un tramo sin restricciones de velocidad de una autopista alemana.

Durante las pruebas, se obtuvieron resultados de aceleración de 4,47 segundos para alcanzar los 100 km/h, desde cero. La certificación oficial es de 3,7 segundos en esta prueba, pero las condiciones de las carreteras germanas y el clima tampoco eran óptimas, como si ocurre con las pruebas de homologación.

A la hora de la verdad, al salir a la autopista y pisar a fondo, llegaron las limitaciones de este SUV, y de muchos otros coches eléctricos, cuando deben exprimir al máximo su velocidad.

El Mustang Mach-E GT Performance Edition, parecía no poder mantener el ritmo de otros vehículos que circulaban por la autopista a alta velocidad. En concreto un Skoda Superb Combi normal y corriente, parece escaparse a la última propuesta del gigante del automóvil tradicional Ford.

El Mach-E GT con la denominación «Performance» ha terminado por ser demasiado lento en comparación con el familiar Skoda. Al ser una versión Scout, el Skoda también tenía tracción total, con una potencia probablemente proveniente del motor diesel de 2.0 litros, aunque también podía ser la unidad 2.0 TSI, aunque está menos extendida en el mercado.

La diferencia de peso entre el térmico checo y el eléctrico norteamericano, fabricado en México, es de 570 kg extra para el Mustang. Cabe la pena reseñar que el SUV eléctrico tan sólo permite aprovechar su potencia máxima durante unos breves segundos, quizás por este motivo, el Skoda se escapó del campo de visione del piloto del Ford Mustang Mach-E GT Performance Edition.

Compártelo: